sábado, 29 de abril de 2017

El Papa Francisco pide a los católicos ser "artífices" de la concordia en Egipto

EL CAIRO.- El Papa ha pedido a los católicos en Egipto que sean los "artífices" de la concordia durante su último discurso antes de regresar a Roma. Además, ha alertado ante sacerdotes de la tentación del "faraonismo".

En una alocucion pronunciada en el Seminario Al Maadi con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas, el Santo Padre ha advertido de varias tentaciones que pueden asaltar a la persona consagrada y les ha dado la receta para saber cómo derrotarlas.

"El peligro es grave cuando el consagrado, en lugar de ayudar a los pequeños a crecer y a regocijarse con el éxito de sus hermanos y hermanas, se deja dominar por la envidia y se convierte en uno que hiere a los demás con la murmuración", ha advertido.

Además, ha amonestado la actitud de los que se quejan "continuamente" en los ambientes clericales y ha arremetido contra la "murmuración y la envidia".

Por otro lado, ha pedido a la minoría católica que vive en Egipto que sean en ese país "la locomotora que empuja el tren hacia adelante, llevándolo hacia la meta".

 "Sed sembradores de esperanza, constructores de puentes y artífices de diálogo y de concordia", ha instado.

Así, ha señalado que ser "coptos" significa estar "arraigados" en las nobles y antiguas raíces y a la vez ser "parte de la Iglesia una y universal, como un árbol que cuanto más enraizado está en la tierra, más alto crece hacia el cielo".

Por ello, les ha alertado de la tentación del "faraonismo", que ha definido como el gesto de "endurecer el corazón y cerrarlo al Señor" y que ha comparado con el faraón del tiempo de Moisés, que no dejaba marchase a sus esclavos judíos.

Francisco ha comenzado su discurso dándole las gracias por su "testimonio". 

"En medio de tantos motivos para desanimarse, de tantos profetas de destrucción y de condena, de tantas voces negativas y desesperadas, sed una fuerza positiva; sed la luz y la sal de esta sociedad", ha pedido finalmente.

Tras su viaje de apenas 27 horas a Egipto, el Papa ha regresa al Vaticano.

viernes, 28 de abril de 2017

El Papa pide en Egipto un «no fuerte» a la violencia en nombre de la religión

EL CAIRO.- El Papa Francisco ha proclamado este viernes 28 de abril durante su primer discurso en Egipto que ha pronunciado ante líderes musulmanes, un "no fuerte" a la violencia en nombre de la religión al tiempo que ha advertido del peligro de instrumentalizar la fe. Entre los presentes se encontraba el imán de Al Azhar, Ahmed al Tayeb.

"Repitamos un 'no' fuerte y claro a cualquier forma de violencia, venganza y odio cometidos en nombre de la religión o en nombre de Dios", ha subrayado el Papa durante la Conferencia Internacional sobre la Paz que se lleva a cabo en Al-Azhar, la más antigua Universidad islámica.

Francisco ha afirmado que su deber es "desenmascarar la violencia que se traviste de presunta sacralidad" y ha instado a "excluir cualquier posición absoluta que justifique formas de violencia". "La violencia, de hecho, es la negación de toda religiosidad auténtica", ha concretado.

Por ello, les ha pedido que centren sus esfuerzos en desenmascarar "los intentos de justificar cualquier forma de odio en nombre de la religión y condenarlos como falsificaciones idólatras de Dios". De este modo, ha reclamado de los responsables religiosos una denuncia de "las violaciones contra la dignidad humana y contra los derechos humanos". "Solo la paz es santa y no se puede perpetrar ninguna violencia en nombre de Dios porque profanaría su nombre", ha especificado.

Por otro lado, durante su discurso ha aludido a los riesgos que existen cuando la religión se acerca al poder político porque, según ha señalado, podría quedar "absorbida por la gestión de los asuntos temporales" y "tentada por la seducción de los poderes mundanos que en realidad la instrumentalizan".

El viaje del Papa a Egipto se produce 20 días después de que 44 cristianos coptos murieran como consecuencia de un ataque terrorista que fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) durante el Domingo de Ramos. Francisco ha reiterado su condena al tráfico de armas y ha señalado que para prevenir los conflictos y construir la paz hay que eliminar las situaciones de "pobreza y explotación, donde más fácilmente actúan los extremismos, y bloquear los flujos de dinero y de armas hacia quienes fomentan la violencia".

"Para enfrentarse a la barbarie de quien insufla odio e incita a la violencia hay que acompañar y hacer madurar a nuevas generaciones para que respondan a la lógica incendiaria del mal con el crecimiento paciente del bien", ha añadido. Finalmente, ha defendido el diálogo y la apertura hacia el prójimo, "reconociendo los derechos y las libertades fundamentales, especialmente la religiosa" porque, según ha apreciado, solo a través del diálogo y la "civilización del encuentro" se puede contrarrestar "lo incívico del enfrentamiento".

 Francisco visita Egipto por la reconciliación entre religiones

 El Papa Francisco ha llegado este viernes a Egipto para una visita de dos días en la que participará en una conferencia internacional para la paz con líderes musulmanes con el fin de enviar un mensaje de reconciliación entre las religiones.

El Airbus de la compañía italiana Alitalia en el que ha volado el pontífice aterrizó en el Aeropuerto Internacional de El Cairo a las 14.00 horas locales (12.00 GMT) tras despegar del aeropuerto romano de Fiumicino tres horas antes.

El pontífice fue recibido nada más bajar de las escaleras del avión por el primer ministro egipcio, Sherif Ismail, y por varias autoridades políticas y eclesiásticas egipcias.

Desde el aeródromo, se dirigió al palacio presidencial donde le recibió el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi; y seguidamente, acudió a la universidad islámica de la prestigiosa institución suní de Al Azhar, donde envió un mensaje de aproximación entre las religiones y de rechazo a la violencia en la conferencia para la paz.

El viaje del pontífice tiene lugar tres semanas después de los atentados contra dos iglesias coptas en Tanta y en Alejandría, en el norte de Egipto, en los que fallecieron al menos 46 personas y que fueron asumidos por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

El Papa defiende que el diálogo es el instrumento tanto para superar el recurso a la violencia que ilustran esos atentados como para acabar con las diferencias entre los mismos cristianos.

En la conferencia de este viernes, Francisco habló a sus participantes después de la intervención del gran imán de esa institución, el jeque Ahmed al Tayeb, con quien ha conseguido un acercamiento que supera el enfriamiento de relaciones que marcó el polémico y célebre discurso que el Papa Benedicto XVI pronunció en la ciudad alemana de Ratisbona en 2006.

Además, se reunió en la capital egipcia con el Papa copto, Teodoro II, y coincidió con el patriarca de Constantinopla, Bartolomé.

Asimismo, Francisco se encontró con representantes de la reducida comunidad católica del país, de unas 250.000 personas; los coptos, por su parte, suman entre un 10 y un 12 por ciento de los casi 90 millones de egipcios.

Al final del día, y con Teodoro II, se desplazó a la Iglesia de San Pedro, donde ambos pronunciaron una oración ecuménica por las víctimas de los atentados contra cristianos de los últimos meses, y se trasladó finalmente al acomodado barrio cairota de Zamalek para alojarse en la nunciatura vaticana.

De hecho, se han reforzado las medidas de seguridad durante los últimos días en esa zona, que se ubica sobre una isla en el río Nilo y donde se encuentran muchas otras embajadas extranjeras, incluida la de España y de varios países latinoamericanos.

Durante su visita "como peregrino de paz", tal y como escribió el pontífice en un mensaje en su cuenta en Twitter, se desplazará por Egipto, que se encuentra en estado de emergencia, en vehículos normales, sin blindar.

Francisco pronunciará un total de cinco discursos: en la conferencia internacional de paz; en su encuentro con las autoridades; en su visita al papa copto ortodoxo Teodoro II; en la homilía de la misa del sábado en el Estadio del Ejército del Aire egipcio y ante el clero y los religiosos católicos.

La salida el sábado está prevista a las 17.00 horas locales (15.00 GMT) en un vuelo de la compañía Alitalia que llegará al aeropuerto romano de Ciampino una tres horas y media más tarde.

Francisco es el segundo Papa que visita Egipto, tras el viaje que Juan Pablo II hizo en 2000, y en su pontificado ha reiterado que no hay una "guerra de religiones" a propósito de los numerosos atentados reivindicados por el Estado Islámico.

domingo, 16 de abril de 2017

El Papa pide «valor» a los políticos para evitar la propagación de conflictos

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa ha pedido hoy a los líderes políticos "valor" para evitar la propagación de conflictos y para acabar con el tráfico de armas, tras la bendición 'Urbi et Orbi' a la ciudad y al mundo que el Pontífice imparte dos veces al año: al final de la Semana Santa y en Navidad. "Que en los momentos más complejos y dramáticos de los pueblos, el Señor Resucitado guíe los pasos de quien busca la justicia y la paz", ha instado.

Asomado al balcón de la logia central de la basílica de San Pedro, Francisco ha hecho un repaso de la violencia y el sufrimiento que aflige al mundo al recordar las "víctimas de antiguas y nuevas esclavitudes". Así, se ha referido a los "trabajos inhumanos, tráficos ilícitos, explotación y discriminación, graves dependencias". 
En este sentido, ha hecho especial hincapié en los niños y adolescentes que "son privados de su serenidad para ser explotados y de quien tiene el corazón herido por las violencias que padece dentro de los muros de su propia casa".
El Papa ha recordado que Cristo Resucitado va a buscar "a quien está perdido en los laberintos de la soledad y de la marginación". En este sentido, ha nombrado a los que "se ven obligados a dejar la propia tierra a causa de los conflictos armados, de los ataques terroristas, de las carestías, de los regímenes opresivos". 
"A estos emigrantes forzosos, les ayuda a que encuentren en todas partes hermanos, que compartan con ellos el pan y la esperanza en el camino común", ha señalado.
Francisco ha aprovechado la bendición apostólica para enumerar los conflictos abiertos en el mundo comenzando por la guerra en Siria. "Que en estos tiempos el Señor sostenga de modo particular los esfuerzos de cuantos trabajan activamente para llevar alivio y consuelo a la población civil de Siria, víctima de una guerra que no cesa de sembrar horror y muerte", ha señalado.
Precisamente, de forma improvisada, Francisco ha condenado el ataque con explosión de un coche bomba a las afueras de la ciudad de Alepo, en el que se encontraban unos 5.000 evacuados de los pueblos chiítas de Fua y Kefraya. "Ayer mismo el último ataque despreciable a los refugiados que provocó muertes y heridos", ha especificado.
El Pontífice ha pedido la paz en todo el Oriente Medio, especialmente en "Tierra Santa, como también en Irak y en Yemen". Además, ha nombrado algunos conflictos en África como "Sudán del Sur, Somalia y República Democrática del Congo", de los que ha dicho "que padecen conflictos sin fin, agravados por la terrible carestía que está castigando algunas regiones".
El Papa se ha detenido en América Latina, pero no ha hecho especial mención de ningún conflicto, sino que ha instado a construir "puentes de diálogo, perseverando en la lucha contra la plaga de la corrupción y en la búsqueda de válidas soluciones pacíficas ante las controversias, para el progreso y la consolidación de las instituciones democráticas, en el pleno respeto del estado de derecho". 
Además, ha denunciado que las tensiones políticas y sociales son en algunos casos "sofocadas con la violencia".
Asimismo, se ha detenido en Ucrania, "todavía afligida por un sangriento conflicto, para que vuelva a encontrar la concordia y acompañe las iniciativas promovidas para aliviar los dramas de quienes sufren las consecuencias". 
Sobre Europa, finalmente ha pedido que se "dé esperanza a cuantos atraviesan momentos de dificultad, especialmente a causa de la gran falta de trabajo sobre todo para los jóvenes". Antes de la bendición, el Pontífice ha recorrido la plaza de San Pedro en el papamóvil para saludar a los fieles que estaban reunidos allí.

Benedicto XVI cumple hoy 90 años, tras cuatro como Papa emérito


CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa emérito Benedicto XVI cumple 90 años este domingo 16 de abril de 2017 y lo celebrará en el convento Mater Ecclesiae del Vaticano de manera íntima y discreta, de la misma manera que vive desde hace más de cuatro años, cuando renunció al pontificado el 28 de febrero de 2013.

En una reciente entrevista concedida a la web especializada en noticias católicas 'Crux', el secretario personal del Papa emérito, el arzobispo Georg Gänswein, aseguró que Benedicto XVI a pesar de su avanzada edad goza de buena salud, lucidez mental y desarrolla sus actividades normales porque no padece ninguna enfermedad que represente un riesgo y sólo requiere asistencia para caminar.
"El Papa Benedicto está en buena forma, lo que le molesta más son sus piernas, de forma que usa un caminador para ayudarse y se desenvuelve muy bien", resaltó. El Prefecto de la Casa Pontificia indicó además que Benedicto XVI "tiene mucha claridad en su cabeza, y es brillante".
Tres días después de su cumpleaños, el 19 de abril, será el duodécimo aniversario de su elección como Papa número 265 de la Iglesia católica. Durante sus ochos años de pontificado encaró los problemas de la Iglesia católica, como los casos de abusos sexuales a menores o la reforma del Banco Vaticano.
Durante su pontificado el Vaticano reconoció 4.000 casos de abusos sexuales a menores por parte de clérigos. El Papa emérito pidió entonces una profunda renovación de la Iglesia, recordando que "la ayuda de curación a las víctimas debe ser la preocupación principal de la comunidad cristiana, y debe ir de la mano de una profunda renovación de la Iglesia a todos los niveles". 
Asimismo, coordinó el lanzamiento de una página web para aprender a prevenir los abusos sexuales a menores.
Su renuncia al pontificado se produjo después de un año marcado por el denominado caso Vatileaks, el escándalo de la filtración de documentos reservados, que concluyó con la concesión de la gracia por parte de Benedicto XVI a su exmayordomo, Paolo Gabriele. Además, abordó la reforma del Banco Vaticano y en 2010 promulgó el documento para luchar contra el blanqueo de dinero en las instituciones financieras vaticanas, el primero decretado por un Papa. Y en 2009 revocó la excomunión a los obispos ordenados por Lefebvre y abrió las puertas de la Iglesia de Roma a los tradicionalistas anglicanos.
Primer Papa con Twitter
Benedicto XVI aportó modernidad a la Iglesia al inaugurar la primera cuenta oficial de un Papa en la red social Twitter, @Pontifex, con el objetivo de "dar mayor alcance al mensaje evangélico". Su primer tuit transmitió el siguiente mensaje: "¿Qué nos pide el Señor para contribuir a la unidad de los cristianos? Orar constantemente, practicar la justicia, amar la bondad y seguirlo".
Asimismo, proclamó a 34 santos y alrededor de 600 beatos, entre ellos, su predecesor el papa Juan Pablo II el 1 de mayo de 2011, algo que no ocurría desde la Edad Media. También aprobó el 27 de octubre de 2007, la mayor beatificación que ha tenido lugar en la historia de la Iglesia. En ella, 498 españoles asesinados durante la Segunda República y la Guerra Civil fueron proclamados beatos al ser considerados 'mártires del siglo XX'.
Por otro lado, Benedicto XVI cambió en 2007 las normas del cónclave y convirtió en un requisito indispensable la mayoría cualificada de dos tercios de los cardenales electores para elegir al Pontífice. De esta manera, derogó el paso a mayoría absoluta (la mitad más uno) a partir del trigésimo tercer escrutinio. Con las nuevas normas, sólo pueden ser 'papables' los candidatos de muy amplio consenso.
El cardenal Ratzinger, conocido como "guardián de la fe" por su condición de Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, fue elegido como sucesor de Juan Pablo II el 19 de abril de 2005, cuando, según ha declarado posteriormente, ya "esperaba retirarse pacíficamente". Durante su primera aparición en el balcón de la Basílica de San Pedro se mostró sorprendido de que le hubieran elegido a él, "un simple y humilde trabajador de la viña del Señor".
Atendiendo a su obra, Benedicto XVI redactó tres cartas encíclicas: Deus Caritas Est (Dios es amor) que versa sobre el amor cristiano; Spe Salvi (Salvados en esperanza) que habla e la virtud teologal de la esperanza; y Caritas in Veritate (La caridad en la verdad) en la que reflexiona sobre el desarrollo humano integral en la caridad y en la verdad. Entre sus numerosos libros, destaca la trilogía sobre Jesús de Nazaret, en la que aportó datos destacados sobre la vida de Cristo, o el texto autobiográfico 'Mi vida'.

24 viajes a cuatro continentes en 100 días
En cuanto a los viajes, siguió el camino de su predecesor, visitó 24 países de cuatro continentes en 100 días de los 2.800 de su pontificado. Viajó tres veces a España y Asia fue el único continente que no pisó. Su primer viaje fue a Alemania del 18 al 21 de agosto por la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Colonia. En mayo de 2006 viajó a Polonia y visitó el campo de concentración de Auschwitz Birkenau. Del 8 al 9 de julio el Pontífice visitó Valencia, para el V Encuentro Mundial de las Familias.
Dos meses más tarde viajó por segunda vez Alemania y pronunció un discurso en la Universidad de Ratisbona ante representantes del mundo científico. También visitó Turquía con el fin de acercarse al mundo musulmán donde asistió a una Liturgia Divina celebrada por el patriarca ortodoxo de Constantinopla, Bartolomé I. En 2007, Benedicto XVI hizo su primera visita al continente americano, concretamente a Brasil con motivo de la V Conferencia General del Episcopado latinoamericano y del Caribe, que se realizó en el Santuario de Aparecida del 9 al 14 de mayo.
En 2008 viajó a Estados Unidos para visitar y dirigir un discurso en la sede de la Organización de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York. También oró en el lugar donde se ubicaban las Torres Gemelas, y se reunió con las víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes. Ese mismo año visitó Australia para participar en otra JMJ; y Francia con motivo del 150 aniversario de las apariciones de Lourdes.
Un año después, el Papa emérito visitó por primera vez el continente africano, en concreto, Camerún y Angola, donde se reunió con representantes de la comunidad musulmana y con los movimientos católicos para la promoción de la mujer. También viajó a Tierra Santa, donde celebró la Santa Misa al pie del Monte de los Olivos con el Patriarca Latino de Jerusalén; y a República Checa.
En Malta se reunió en 2010 con algunas víctimas de abusos sexuales por parte del clero. También visitó Portugal, Chipre y Reino Unido, donde celebró la Misa por la beatificación de cardenal John Henry Newman, visitó a la Reina Isabel II y al arzobispo de Canterbury, Rowan Williams. También visitó Santiago de Compostela y Barcelona, del 6 al 7 de noviembre, coincidiendo con el Año Santo Compostelano. Un año después, en agosto de 2011 volvió a visitar España con motivo de la JMJ de Madrid.
Del 18 al 20 de noviembre de 2011, visitó nuevamente el continente africano, con su viaje a Benín con ocasión de la firma y publicación de la Exhortación Apostólica Postsinodal de la Segunda Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos.
En 2012 viajó a México y a Cuba, del 23 al 29 de marzo donde el Papa elogió el progreso del país hacia la libertad religiosa. Su último viaje apostólico fue a Líbano. Benedicto XVI también realizó 30 visitas pastorales dentro de Italia, entre ellas, hizo dos visitas a regiones que habían sido golpeadas por los terremotos. También visitó la Archidiócesis de Milán para el VII Encuentro Mundial de las Familias, y el 17 de junio visitó Asís, por el 800 aniversario de la conversión de San Francisco.

lunes, 6 de febrero de 2017

Denuncian unos 4.500 casos de pederastia en la Iglesia católica de Australia

SIDNEY.- Casi 4.500 personas denunciaron abusos sexuales a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica en Australia entre 1980 y 2015, según se dio a conocer este lunes en la reanudación de las audiencias de la comisión que investiga esos delitos.

"Los niños fueron ignorados o, peor aun, castigados. Las denuncias no fueron investigadas", aseguró la abogada consejera de la comisión, Gail Furness, al revelar los datos recopilados por el organismo encargado de investigar cuál fue la respuesta oficial a los abusos sexuales a menores en Australia desde 1950.
La comisión real tomará declaración a casi todos los obispos del país en varias vistas públicas que durarán hasta el 27 de febrero.
En la primera jornada de audiencias, Furness explicó que se recabaron un total de 4.444 denuncias que apuntan a centenares de religiosos y 93 altos cargos de la iglesia, además de afectar a más de un millar de instituciones.
Los datos recopilados indican que el 78 % de los denunciantes fueron varones y un 22 %, mujeres.
También revelaron que la edad media de las víctimas fue de 11,6 años en el caso de niños y de 10,5 en el caso de niñas, y que las víctimas tardaron una media de 33 años en presentar las denuncias después de que el supuesto delito fuera cometido.
En total, unas 1.880 personas fueron identificadas como presuntos perpetradores de abusos.
De estos, 597, o el 32 % eran hermanos religiosos; 572, o un 30 %, sacerdotes; 543, o un 29 %, laicos, y 96, o el 5 %, eran hermanas religiosas, precisó Furness.
La abogada criticó la gestión de estos casos por parte de la Iglesia y denunció que los relatos de las víctimas son "deprimentemente similares".
"Los niños fueron ignorados o, peor aun, castigados. Las denuncias no fueron investigadas. Curas y religiosos fueron reubicados. Las comunidades adonde fueron trasladados desconocían su pasado", aseguró Furness.
"Los documentos no fueron guardados o fueron destruidos. El secretismo prevaleció, al igual que los encubrimientos", añadió.
Los datos sugieren además que entre 1950 y 2010, más del 20 % de los Hermanos Maristas, los Salesianos de Don Bosco y los Hermanos Cristianos fueron acusados de abusos sexuales, mientras que en la orden de San Juan de Dios la proporción sube a un 40,4 %.
La abogada denunció ante la Comisión las dificultades impuestas por el Vaticano para obtener información sobre los abusos sexuales y en particular respecto al caso de un sacerdote acusado de pederastia.
"La Comisión Real esperaba un mejor entendimiento sobre la acción que debería tomar en cada caso. La Santa Sede respondió el 1 de julio de 2014 que 'no era posible ni apropiado proveer la información requerida'", explicó Furness.
Francis Sullivan, director ejecutivo del Consejo de la Verdad, Justicia y Reconciliación, el organismo dedicado a coordinar la respuesta de la Iglesia Católica hacia las víctimas, calificó las cifras como "trágicas e indefendibles".
"En cada entrada en este banco de datos, la mayor parte representa a un niño que sufrió a manos de alguien que debió cuidarlo y protegerlo", dijo Sullivan.
Los datos fueron revelados durante el primer día de una serie de audiencias en las que se abordarán las denuncias de abusos sexuales, cómo afrontó estos casos la Iglesia Católica en el pasado y cómo lo hace en el presente, entre otros asuntos.
Durante estas vistas declararan seis de los siete arzobispos de Australia y líderes de las órdenes religiosas, entre ellos el arzobispo de Adelaida, Philip Wilson, considerado el más alto cargo de la jerarquía católica acusado de encubrir abusos a menores.
El arzobispo de Sídney, Anthony Fisher, uno de los llamados a declarar, pidió perdón en una pastoral por el daño causado en el pasado y confió en que la Iglesia Católica saldrá reforzada de este "camino de humillación".
"La Iglesia lo lamenta y yo lamento los errores del pasado que dañaron a tantas personas (...). Estoy convencido de que al final de la humillación y la purgación por la que estamos pasando seremos una Iglesia más humilde, más consciente y más compasiva en este área", dijo el prelado.
"Pero estamos en un viaje y todavía queda mucho por hacer, por ello estamos agradecidos por el estudio concienzudo y la orientación profesional de la Comisión Real", añadió Fisher.
La comisión se estableció en 2012 para investigar la respuesta de las autoridades a los casos de abusos sexuales a menores cometidos en instituciones públicas, sociales, deportivas y religiosas.
El año pasado el comité presentó 99 recomendaciones a las autoridades sobre cómo atender a las víctimas, además de un plan de compensaciones de 4.000 millones de dólares australianos (3.061 millones de dólares estadounidenses o 2.845 millones de euros) financiado por los centros donde se cometieron los abusos.
El 4 de noviembre pasado, el Gobierno de Australia anunció que indemnizará a cada víctima de abusos sexuales cometidos en el seno de instituciones públicas y religiosas del país con hasta 150.000 dólares locales (114.850 dólares de EEUU o 107.000 euros).

sábado, 4 de febrero de 2017

El Papa insta a "cambiar las reglas de juego del sistema socio-económico"

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco instó hoy a "cambiar las reglas de juego del sistema socio-económico" y criticó al capitalismo porque continúa "produciendo gente descartada" a la que luego esconde o intenta que sea invisible para la sociedad.

El pontífice criticó además la hipocresía del sistema económico vigente cuando por ejemplo favorece destinar una pequeña parte del coste de un billete aéreo a la plantación de árboles y tratar de compensar así la contaminación de los aviones.
"Las empresas del juego financian campañas para cuidar a los jugadores patológicos que crean. Y cuando la industria del armamento pague hospitales para cuidar niños mutilados por sus bombas el sistema habrá alcanzado la cima", dijo el papa.
El pontífice habló así ante un grupo de empresarios en el Vaticano que representa una iniciativa denominada "economía de la comunión", lanzada hace 25 años por la fundadora del movimiento católico de los Focolares, la italiana Chiara Lubich.
Los empresarios que forman parte de esta iniciativa surgida en Brasil en 1991 se comprometen a dedicar los beneficios obtenidos en su actividad a ayudar a personas con problemas y difundir lo que denominan la "cultura de dar".
Hoy el papa recibió en el Aula Pablo VI del Vaticano a un millar de representantes de esta iniciativa y ante ellos reconoció que actualmente las hay tanto públicas como privadas en todo el mundo destinadas a combatir la pobreza.
"Hoy hemos inventado otras formas de atender, de alimentar, de enseñar a los pobres y algunas de las semillas de la Biblia han florecido en instituciones más eficaces que las del pasado", dijo el papa.
Y aludió a que el principio en el que se basan los sistemas fiscales es precisamente el de la solidaridad, "que resulta negado mediante el impago de impuestos y la evasión fiscal que, antes de ser actos ilegales, son actos que niegan la ley básica de la vida: el cuidado mutuo".
Jorge Bergoglio aseguró a continuación que el capitalismo se enfrenta al "dilema" de que promueve "la creación de gente descartada" y luego intenta "ocultarla o asegurarse de que no se la vea".
En el encuentro celebrado en el Vaticano participó el empresario español Alberto Mansilia, que gestiona en Valladolid una empresa de tecnología en el sector de la automoción.
"La mayoría de las empresas, sobre todo multinacionales, tienen como objetivo ganar cuanto más mejor. Nuestro objetivo no es generar beneficios para los propietarios de la empresa. Yo soy propietario de la empresa. Se premia ante todo a la persona", dijo Mansilia.
La "economía de la comunión", explica este empresario, es "una forma de vida, de cómo llevar una empresa desde todos los puntos de vista" y en la que el objetivo esencial "no es maximizar beneficios".
Otro de los asistentes al encuentro con el papa fue el cubano Ernesto Figueredo Castellanos, profesor de Economía y natural de Camagüey que se dedica a una gestora de negocios ayudando a impulsar proyectos.
"Intentamos crear una cultura emprendedora y empresarial en Cuba porque durante muchos años casi todo el mundo trabajó para el Estado y por supuesto que se fue perdiendo", lamentó Figueredo.

domingo, 29 de enero de 2017

El Papa Francisco pide la dimisión al Gran Maestre de la Orden de Malta

CIUDAD DEL VATICANO.- Matthew Festing, el Gran Maestre de la Orden de Malta, que ha estado enfrentado con el Vaticano, ha renunciado a su cargo, según informa un portavoz de la institución católica. 

El portavoz ha indicado que el Gran Maestre dimitió después de que el Papa Francisco le pidiera su renuncia en una reunión esta semana. Los Grandes Maestres de la institución, fundada en el siglo XI, por lo general permanecen en el cargo toda la vida.

"El Papa le pidió que renunciara y él estuvo de acuerdo", explicó el portavoz y agregó que el siguiente paso sería una formalidad en la que el Soberano Consejo de la institución debería firmar la renuncia. La Orden sería dirigida por su número dos o el Gran Comendador, hasta que un nuevo líder sea elegido.

Festing y el Vaticano han estado confrontados desde que uno de los principales caballeros de la Orden, el Gran Canciller Albrecht Freiherr von Boeselager, fue despedido en diciembre porque permitió supuestamente el uso de preservativos en un proyecto médico para pobres.

Von Boeselager apeló la decisión ante el papa, quien nombró una comisión para estudiar las circunstancias inusuales del despido. Sin embrago, Festing se negó a cooperar, tachó a la comisión de ilegítima, la denunció por intervenir en los asuntos soberanos de la Orden, acusó a los miembros por un conflicto de intereses y creó su propia comisión interna.

Cuando Festing despidió a Von Boeselager, lo acusó de haber ocultado el hecho de que permitió el uso de condones cuando dirigía Malteser International, la agencia de ayuda humanitaria de la Orden. Von Boeselager y sus partidarios han asegurado que el tema del preservativo fue una excusa de Festing y el cardenal Raymond Leo Burke, un conservador que ha acusado al papa de ser demasiado liberal.

La Iglesia no permite el uso de condones como medio de control de la natalidad y sostiene que la abstinencia y la monogamia en el matrimonio heterosexual es la mejor manera de detener la propagación del sida.

La Soberana Orden de Malta, una de las órdenes más antiguas de la iglesia católica, confirmó hace dos semanas su oposición al papa Francisco, en un gesto inusual en su milenaria historia.

En un comunicado divulgado en su página web, la orden confirmó que se niega a cooperar con la comisión de investigación nombrada por el papa argentino, informaron medios religiosos.

La entidad religiosa considera que debe "proteger su propia soberanía" ante lo que considera una injerencia del papa argentino, quien ordenó a la comisión investigar el reciente cese del ex gran canciller de la Orden, Albrecht Freiherr von Boeselager.

Se trata de un paso más en la guerra abierta lanzada por la influyente entidad conservadora, cuyos orígenes remontan a las Cruzadas, y que actualmente está presente en más de 120 países al administrar hospitales y dispensarios, con 12.500 miembros y 100.000 empleados y voluntarios.

El alemán Boeselager fue relevado el 8 de diciembre del cargo que ocupaba desde 2014 por haber tolerado la distribución de preservativos a personas en riesgo de contraer el virus del sida, explicaron medios católicos.

"La sustitución del canciller saliente es un acto administrativo interno de la Soberana Orden de Malta y hace parte de su jurisdicción", recordó en un comunicado la institución. Pese a que la entidad es considerada como un Estado y cuenta con sus propios pasaportes y cuerpo diplomático, para la Santa Sede es una organización religiosa que debe de alguna manera obediencia y respeto al Papa.

La negativa de von Boeselager a presentar su dimisión cuando se la pidieron sus superiores, entre ellos el cardenal ultraconservador estadunidense Raymond Burke, entre los grandes enemigos internos de Francisco, es uno de los temas de controversia.

Burke considerado entre los mayores críticos del papa argentino, fue alejado del Vaticano al ser nombrado como representante del papa en la Orden de Malta y desde allí lidera ahora la batalla contra el pontificado de Francisco.

El purpurado forma parte del grupo de cuatro cardenales que le pidieron a Francisco que corrija sus "errores doctrinales", pedido ignorado hasta ahora por el pontífice.

La Orden de Malta reafirma su abierta oposición al Papa Francisco

CIUDAD DEL VATICANO.- La Soberana Orden de Malta, una de las órdenes más antiguas de la iglesia católica, confirmó hace dos semanas su oposición al papa Francisco, en un gesto inusual en su milenaria historia.

En un comunicado divulgado en su página web, la orden confirmó que se niega a cooperar con la comisión de investigación nombrada por el papa argentino, informaron medios religiosos.

La entidad religiosa considera que debe "proteger su propia soberanía" ante lo que considera una injerencia del papa argentino, quien ordenó a la comisión investigar el reciente cese del ex gran canciller de la Orden, Albrecht Freiherr von Boeselager.

Se trata de un paso más en la guerra abierta lanzada por la influyente entidad conservadora, cuyos orígenes remontan a las Cruzadas, y que actualmente está presente en más de 120 países al administrar hospitales y dispensarios, con 12.500 miembros y 100.000 empleados y voluntarios.

El alemán Boeselager fue relevado el 8 de diciembre del cargo que ocupaba desde 2014 por haber tolerado la distribución de preservativos a personas en riesgo de contraer el virus del sida, explicaron medios católicos.

"La sustitución del canciller saliente es un acto administrativo interno de la Soberana Orden de Malta y hace parte de su jurisdicción", recordó en un comunicado la institución. Pese a que la entidad es considerada como un Estado y cuenta con sus propios pasaportes y cuerpo diplomático, para la Santa Sede es una organización religiosa que debe de alguna manera obediencia y respeto al Papa.

La negativa de von Boeselager a presentar su dimisión cuando se la pidieron sus superiores, entre ellos el cardenal ultraconservador estadunidense Raymond Burke, entre los grandes enemigos internos de Francisco, es uno de los temas de controversia.

Burke considerado entre los mayores críticos del papa argentino, fue alejado del Vaticano al ser nombrado como representante del papa en la Orden de Malta y desde allí lidera ahora la batalla contra el pontificado de Francisco.

El purpurado forma parte del grupo de cuatro cardenales que le pidieron a Francisco que corrija sus "errores doctrinales", pedido ignorado hasta ahora por el pontífice.

sábado, 28 de enero de 2017

Desaparece el rostro del papa Francisco de las monedas de euro acuñadas por el Vaticano


ROMA.- El rostro del papa Francisco va a desaparecer a partir de marzo de las monedas de euro del Estado del Vaticano y será sustituido por el escudo pontificio, rodeado por las 12 estrellas de la Unión Europea.

"Se trata de una sorpresa para coleccionistas y numismáticos", estimó el diario católico italiano Avvenire.
En las ocho monedas, que van desde un céntimo a dos euros, aparecerá en una cara el escudo papal, con una mitra colocada entre dos llaves.
No se descarta que la decisión de retirar su rostro haya sido tomada por el mismo papa argentino, quien suele criticar duramente la "adoración por el dios dinero".
Las monedas del Vaticano, que circulan en toda la zona euro, suelen ser muy apreciadas por los coleccionistas, y las más raras alcanzan precios notablemente elevados.
En función de los acuerdos suscritos con la Unión Monetaria Europea, el Vaticano tiene una cuota monetaria específica y las monedas son acuñadas por el Estado italiano.
La primera serie de euros con el rostro de un papa salió a la venta el 1 de marzo de 2002, con la imagen de Juan Pablo II.

domingo, 22 de enero de 2017

El Papa Francisco pide prudencia ante las alarmas desatadas por Donald Trump: "Veremos qué hace"

MADRID.- El Papa Francisco ha pedido prudencia ante las alarmas desatadas por el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de quien dice en una entrevista al periódico 'El País' que "no me gusta anticiparme a los acontecimientos. Veremos qué hace".
"Hay que ver qué hace, no podemos ser profetas de calamidades", afirma al diario en una larga entrevista concedida el viernes día 20, aunque advierte de que "en momentos de crisis, no funciona el discernimiento" y los pueblos buscan "salvadores" que les devuelvan la identidad "con muros y alambres".

En la entrevista Jorge Mario Bergoglio se muestra consternado por el drama de los refugiados o la prostitución en manos de las mafias, admite haberse sentido a veces "utilizado" por su compatriotas argentinos, y por la desproporción económica en la que la mayor parte de la fortuna del mundo está en manos de unos pocos.

Sobre la inmigración afirma que es necesario empezar un proceso de integración: "cuando no hay integración se crean guetos, y no le echo la culpa a nadie, pero de hecho hay guetos", y pone el exitoso ejemplo integrador de Suecia al respecto.

A los españoles les pide diálogo: "Es el consejo que doy a cualquier país. Por favor, diálogo. Como hermanos, si se animan, o al menos como civilizados. No se insulten. No se condenen antes de dialogar".

"No se puede concebir una política sin diálogo. Y eso vale para España y para todos. Así que si usted me pide un consejo para los españoles, dialoguen. Si hay problemas, dialoguen primero", comenta.

El papa Francisco revela que su mayor preocupación sobre la iglesia es mantener su cercanía con la gente. "Una Iglesia que no es cercana no es Iglesia. Es una buena ONG", dice.

Sobre la labor de la diplomacia vaticana que públicamente agradecieron Barack Obama y Raúl Castro en el acercamiento de ambos países, asegura que "la historia juzgará las cosas".

Y en relación al bloqueo que según 'El País' se produce en casos como el de Venezuela o Colombia, el papa Francisco se muestra partidario del papel de mediación vaticana.

"Hay un principio, que para mí es claro, que es el que tiene que regir en toda la acción pastoral pero también en la diplomacia vaticana: mediadores, no intermediarios. O sea, hacer puentes, y no muros (...) que no son para él, son para que caminen los otros.

El Papa Francisco opina que Latinoamérica está sufriendo un fuerte embate de liberalismo económico y que la emigración es también desde Panamá a la frontera de México con EE.UU.

"La gente emigra buscando. Porque los sistemas liberales no dan posibilidades de trabajo y favorecen delincuencias", afirma a 'El País'.

"Latinoamérica tiene que rearmarse con formaciones de políticos que realmente den a Latinoamérica la fuerza de los pueblos", señala el Papa, antes de subrayar que para él el ejemplo más grande es el de Paraguay de posguerra.

"(Paraguay) Pierde la guerra de la triple alianza y prácticamente el país queda en manos de las mujeres. Y la mujer paraguaya siente que tiene que levantar el país, defender la fe, defender su cultura y defender su lengua, y lo logró. La mujer paraguaya no es cipaya (quien vende la patria a la potencia extranjera que le pueda dar más beneficio) defendió lo suyo (...) Para mí es la mujer más gloriosa de América", subraya el papa Francisco a El País.

sábado, 21 de enero de 2017

Primer paso hacia la santidad del sacerdote español Juan Sáez

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco ha aprobado las "virtudes heroicas" del sacerdote español Juan Sáez Hurtado, un trámite que supone el primer paso del proceso para reconocer su santidad.

La Santa Sede informó en un comunicado de que el pontífice ha autorizado a la Congregación para las Causas de los Santos a promulgar el decreto relativo a Sáez Hurtado, después de reunirse este viernes con su prefecto, el cardenal Angelo Amato.

El sacerdote diocesano Juan Sáez Hurtado nació el 18 de diciembre de 1897 en la localidad española de Alcantarilla (Murcia) en la Diócesis de Cartagena y falleció el 8 de agosto de 1982.

El camino hacia la santidad tiene varios escalones: el primero es "venerable siervo de Dios", el segundo "beato" y el tercero "santo".

Venerable siervo de Dios es el título que se da a una persona ya fallecida a la que se le reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica.

Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión y para que sea canonizado y declarado santo se precisa un segundo milagro, que debe producirse después de ser proclamado beato.

viernes, 20 de enero de 2017

El presidente Duterte llama “hijos de puta” a los obispos de Filipinas

MANILA.- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, llamó “hijos de puta” a los obispos del país, un ataque que acentúa su guerra contra la Iglesia Católica por la oposición de la institución a sus políticas y en especial a su campaña antidroga. 

Los obispos filipinos “pidieron coches de lujo a Gloria (Macapagal-Arroyo, presidenta de 2001 a 2010) cuando la policía apenas tenía suficientes vehículos”, criticó Duterte en un discurso televisado con motivo de la designación de nuevos cargos de la Policía Nacional (PNP).
“Tenéis un (Mitsubishi) Pajero, sois unos hijos de puta”, continuó el presidente, famoso por su incontinencia verbal, durante la ceremonia en el palacio presidencial de Malacañán frente a cientos de funcionarios de la PNP.
Rodrigo Duterte instó a los religiosos a respetar “la separación entre Iglesia y Estado” que marca la Constitución y también les acusó en su discurso de de encubrir casos de abuso de menores y practicar “la homosexualidad”.
Se trata del segundo ataque de Duterte a la Iglesia en solo dos días, después de que el miércoles llamara “hipócritas” a sacerdotes y obispos y les invitara en tono sarcástico a probar el “shabú”, la metanfetamina más popular del país, por oponerse a su polémica campaña antinarcóticos.
La “guerra contra las drogas”, que ha causado más de 6.200 muertos desde junio a manos de policías y patrullas vecinales, se ha topado con una fuerte oposición de la Iglesia desde los púlpitos y a través de otras campañas como el despliegue de carteles de protesta en las parroquias.
Otro frente en la disputa abierta entre Gobierno e Iglesia es la política de planificación familiar de Duterte, que incluye, entre otras medidas, el reparto de preservativos en las escuelas para combatir el alarmante aumento de la propagación del VIH y los frecuentes embarazos no deseados.
 Tanto los clérigos como los políticos católicos más conservadores se han opuesto ferozmente a esta estrategia al considerar que fomenta la promiscuidad.
Su ataque contra la Iglesia filipina llega un día después de que Duterte enviara una carta de agradecimiento al papa Francisco por su visita al país en enero de 2015. La misiva del presidente, que tras aquella visita llamó “hijo de puta” al pontífice por haber contribuido a alterar el tráfico durante su estancia, fue entregada anteayer en Roma por un representante oficial del Gobierno de Manila.

El periodista imputado por Vatileaks 2 acusa al Papa de hacer poco contra la pederastia

ROMA.- Emiliano Fittipaldi, el periodista italiano que agitó el Vaticano con su libro ‘Avarizia’ y que tuvo que sentarse en el banquillo por su supuesta implicación en el escándalo Vatileaks 2, vuelve a la carga con ‘Lujuria’, una obra en la que aborda, esta vez, los escándalos sexuales en los que se ha visto implicada la Iglesia y en la que ataca a Francisco, al que acusa de «haber hecho poco» contra la pederastia en los casi cuatro años que han transcurrido desde que fue elegido Pontífice. 

«No sé por qué. Seguramente ha encontrado resistencias internas, como las encuentra siempre alguien que quiere cambiar las cosas», revela Fittipaldi.
Según recoge BBC Mundo, la principal acusación del autor es que el Papa «ha promocionado dentro de la jerarquía de la Iglesia a personas que han encubierto casos de pederastia». 
Entre los ejemplos que cita Fittipaldi está el cardenal australiano George Pell, el considerado número tres del Vaticano, «que protegió en los años 80 y 90 a curas pederastas y que él mismo está acusado de abusos por cinco víctimas». 
También incluye en este grupo al cardenal chileno Francisco Javier Errázuriz, acusado de haber encubierto al expárroco pederasta Fernando Karadima, al obispo Juan Barros Madrid y al cardenal hondureño Óscar Madariago.

Entre las revelaciones del libro se encuentra que el presidente del Comité de los Derechos del Menor de la ONU, el noruego Kirsten Sandberg, cree que el Vaticano ha violado reiteradamente la Convención de los Derechos de la Infancia por su «nefasta política» de trasladar a «conocidos abusadores sexuales de menores» de una parroquia a otra.

domingo, 15 de enero de 2017

El Papa pide medidas para proteger e integrar a los niños inmigrantes


CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco ha afirmado hoy que es necesario "adoptar medidas para la protección y la defensa, así como la integración de los inmigrantes menores de edad", en un mensaje tras el habitual rezo del Ángelus del domingo.

Asomado a la ventana del palacio pontificio, Francisco ha recordado que la Iglesia católica celebra hoy la Jornada Mundial del Inmigrante y el Refugiado y que este año está dedicado a los "menores inmigrantes, vulnerables y sin voz". "Estos pequeños hermanos no acompañados están expuestos a tantos peligros. ¡Y son muchos!", ha exclamado.
A la plaza de San Pedro acudieron hoy para esta ocasión varias representaciones de inmigrantes y el Papa les pidió que "respeten leyes y tradiciones" y deseó que puedan "vivir serenamente, conservando los valores de vuestras culturas de origen".
"El encuentro entre varias culturas es siempre un enriquecimiento para todos", defendió Francisco. También agradeció a "todos los que trabajan con los inmigrantes para acogerlos y acompañaros en sus dificultades" y les animó "a continuar con su trabajo y recordar el ejemplo de santa Francisca Javiera Cabrini, patrona de los inmigrantes".
Explicó que la santa "se ocupó del hermano forastero, en el que está presente un Jesús rechazado, humillado y que sufre".
 "Y todos nosotros somos forasteros", agregó Francisco.
El pasado 13 de octubre, el Vaticano publicó el mensaje del Papa dedicado a los "menores inmigrantes, vulnerables y sin voz" en el que criticaba que en vez de favorecer su integración se busque sólo impedir su entrada en los países o se favorezca su repatriación.
Esta jornada se celebra en un momento en el que las asociaciones humanitarias denuncian la desaparición de cerca de 10.000 menores inmigrantes tras su llegada a Europa.
Sólo en Italia han llegado en 2016 más de 25.800 menores no acompañados, el doble que en el año anterior, y que acaban desapareciendo, viviendo en la calle, en centros de detención o, los más pequeños o afortunados, en casas con familias.

sábado, 14 de enero de 2017

Mahmud Abbas visita al Papa Francisco para abrir la embajada palestina en el Vaticano

CIUDAD DEL VATICANO.- El presidente palestino, Mahmud Abbas, se reunió hoy en el Vaticano con el Papa Francisco e inauguró la embajada palestina ante la Santa Sede, ocasión que aprovechó para pedir que otros países sigan el ejemplo y les reconozcan como Estado.

En la reunión con el pontífice, que duró 23 minutos, se repasaron "las buenas relaciones existentes entre la Santa Sede y Palestina, selladas por el Acuerdo Global de 2015, que atañe a los aspectos esenciales de la vida y la actividad de la Iglesia en la sociedad palestina", señala una nota de la oficina de prensa del Vaticano.
Un acuerdo en el que el Vaticano reconoció a Palestina como Estado y que se consideró un hecho histórico, y que hoy se escenificó con la inauguración por parte de Abbas de la embajada palestina ante la Santa Sede, en un edificio propiedad del Vaticano en el que se encuentran otras sedes diplomáticas.
Antes de la inauguración, Abbas afirmó en una breve declaración a los medios que con la apertura de la embajada "el Vaticano ha reconocido completamente al Estado de Palestina" y manifestó su deseo de "que otros Estados tomen ejemplo de la Santa Sede".
En el encuentro, que se desarrolló en un tono cordial, Francisco dijo a Abbas al saludarle que era "un placer" y "un honor" recibirle, y en el momento de la despedida ambos se dieron un abrazo.
Durante la reunión, se habló "del proceso de paz en Oriente Medio expresando la esperanza de que se puedan reanudar las negociaciones directas entre las partes para poner fin a la violencia que causa sufrimientos inaceptables a la población civil y a una solución justa y duradera", añade la nota.
En este sentido, ambos manifestaron "el deseo de que, con el apoyo de la comunidad internacional, se tomen medidas que fomenten la confianza mutua y contribuyan a crear un clima que permita tomar decisiones valientes en favor de la paz".
En el encuentro, "no se ha dejado de recordar la importancia de la salvaguardia del carácter sacro de los Santos Lugares para los creyentes de las tres religiones abrahámicas" y también "se ha dedicado especial atención a los otros conflictos que afligen a la Región".
Al despedirse de Jorge Bergoglio, Abbas dijo que la apertura de la sede diplomática es un gesto que "prueba que el papa ama al pueblo palestino y ama la paz", y manifestó su deseo de volver a reunirse con el pontífice "quizá en Belén".
El presidente palestino llegó al Vaticano con una delegación integrada por diez personas, entre ellas un joven que entregó una camiseta de fútbol con los colores de la bandera palestina a Francisco y que le desveló que estaba casado con una argentina.
Abás donó al pontífice una piedra procedente del monte del Gólgota, o Monte del Calvario donde se encuentra la Iglesia del Santo Sepulcro, en Jerusalén, además de un mosaico que representaba el rostro de Jesús, un icono dorado de la Sagrada Familia y un libro sobre las relaciones entre la Santa Sede y Palestina.
El papa entregó a Abbas dos de los documentos que ha escrito, traducidos al árabe: la exhortación apostólica 'Amoris laetitia y la encíclica sobre la defensa de la Naturaleza, 'Laudato sii'.
El presidente palestino se había reunido con Francisco en el Vaticano en mayo de 2015, y en junio de 2014 participó junto con el fallecido presidente israelí Simon Peres en un acto conjunto en los jardines vaticanos para pedir la paz en Oriente Medio.
Abbas se reunió ayer con el ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Angelino Alfano, pues el presidente del Gobierno, Paolo Gentiloni, se encontraba hospitalizado, y hoy viajará a París para participar en la Conferencia de paz sobre Oriente Medio.

El arzobispo de Barcelona critica que el centro de todo sea el dinero y se minusvalore a las personas

BARCELONA.- El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, critica el mercantilismo que sobrevalora el dinero y desprecia a las personas y lamenta que "el centro de todo sea el dinero, el figurar, el poseer mucho".

En su carta dominical que publicará mañana la Hoja Parroquial de su archidiócesis, el arzobispo advierte que "en nuestra sociedad -la llamada sociedad del bienestar- se ha oscurecido gravemente la atención a las personas, hasta el punto de que se valoran más las cosas que el ser humano".
"Se valora más el tener que el ser. Parece que el centro de todo es el dinero, el figurar, el poseer mucho", escribe el prelado en su carta dominical, que titula "El desarrollo humano".
Omella denuncia que "nuestra sociedad es mercantilista y materialista, que sobrevalora el dinero y las ganancias por encima de la persona humana".
En este sentido, el arzobispo de Barcelona, como ya hizo Pablo VI, defiende que "el desarrollo no puede ser reducido a un simple crecimiento económico".
"El desarrollo debe ayudar a pasar de situaciones menos humanas, como las carencias materiales de los que están privados del mínimo vital y las carencias morales de los que están mutilados por el egoísmo", parafrasea Omella al papa Pablo VI.
Para Omella las situaciones menos humanas son "las estructuras opresoras que provienen del abuso del tener o del abuso del poder, de las explotaciones de los trabajadores o de la injusticia de las transacciones" y las más humanas "remontarse de la miseria a la posesión de lo necesario, la victoria sobre las calamidades sociales, la ampliación de los conocimientos, la adquisición de la cultura"
"¡Qué elenco de situaciones tan hermoso y estimulador nos ofrece el papa Pablo VI con estas reflexiones acerca del verdadero desarrollo de la persona! Meditémoslas despacio y hagámoslas llegar a nuestro entorno familiar, profesional y social", concluye.

lunes, 9 de enero de 2017

El Papa condena el extremismo religioso y defiende la acogida de refugiados

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco pidió hoy a los líderes religiosos que condenen la "locura homicida" del extremismo religioso, defendió la acogida a inmigrantes y refugiados y abogó por la paz y el diálogo en Venezuela y Siria. 

En un discurso ante miembros del cuerpo diplomático reunidos en el Vaticano, el papa habló de temas como el terrorismo yihadista, la crisis migratoria, los conflictos en Oriente Medio, las tensiones en Europa, del paro juvenil o el cuidado del planeta y de los efectos del cambio climático.
Centró su alocución en la seguridad y la paz, y condenó el extremismo religioso y los atentados cometidos en países como "Afganistán, Bangladesh, Bélgica, Burkina Faso, Egipto, Francia, Alemania, Jordania, Irak, Nigeria, Pakistán, Estados Unidos de América, Túnez y Turquía". Lamentó que en ocasiones la religión "puede ser utilizada como pretexto para cerrazones, marginaciones y violencias" y alentó a los líderes religiosos a rechazar la violencia en nombre de Dios y a transmitir "valores religiosos que no admitan una contraposición entre el temor de Dios y el amor por el prójimo". 
El Papa también dirigió un mensaje a los gobernantes para que garanticen "el derecho a la libertad religiosa" de sus ciudadanos y generen condiciones que eviten "la propagación de los fundamentalismos".
Sobre la crisis migratoria, juzgó preciso que la comunidad internacional favorezca una "acogida digna" de inmigrantes y refugiados para que estos se integren en el tejido social. No obstante, matizó, también los inmigrantes deben recordar que "tienen el deber de respetar las leyes, la cultura y las tradiciones de los países que los acogen". 
En su opinión, "un enfoque prudente" por parte de las autoridades no supone "la aplicación de políticas de clausura", sino que implica "evaluar, con sabiduría y altura de miras, hasta qué punto su país es capaz, sin provocar daños al bien común de sus ciudadanos, de proporcionar a los inmigrantes una vida digna".
El diálogo y la paz también son necesarios en países como Venezuela, donde consideró "urgente" que se den "caminos de diálogo" y "gestos valientes" entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, para frenar las "consecuencias de la crisis política, social y económica" que agobia a la población civil. Celebró el deshielo en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, en el que el Vaticano desempeñó un papel importante, y también los esfuerzos que está realizando Colombia para acabar con el conflicto armado con la guerrilla de las FARC.
Centró su atención en Oriente Medio, donde criticó el "terrible conflicto" que está provocando un "desastre humanitario" en Siria. También renovó el "urgente llamamiento" de la Santa Sede "para que se reanude el diálogo entre israelíes y palestinos" y que estos alcancen "una solución estable y duradera que garantice la convivencia pacífica de dos Estados dentro de fronteras reconocidas internacionalmente".
Sobre Libia, dijo esperar "que se cumplan plenamente los acuerdos destinados a restablecer la paz", algo que también deseó para países como Sudán, Myanmar o la República Centroafricana. El Pontífice animó a los países a combatir la pobreza, a fomentar una "distribución más equitativa de los recursos" y a incentivar las "oportunidades de trabajo, sobre todo para los más jóvenes". 
Condenó el comercio de armas y recordó que la Santa Sede promueve "una ética de la paz y de la seguridad que supere a la del miedo y la 'cerrazón' que condiciona el debate sobre las armas nucleares".
Finalmente, se refirió al Acuerdo de París sobre el Cambio Climático: "es un signo importante de nuestro compromiso común por dejar a los que vengan después de nosotros un mundo hermoso y habitable".
En clave europea, reconoció que el Viejo Continente "está atravesando un momento decisivo de su historia, en el que está llamado a redescubrir su propia identidad". "Es necesario volver a descubrir sus raíces con el fin de plasmar su propio futuro. Frente a las fuerzas disgregadoras, es más urgente que nunca actualizar la idea de Europa para dar a luz un nuevo humanismo basado en la capacidad de integrar, de dialogar y de generar", propuso.
El Papa concluyó expresando su deseo de una "paz verdadera" para este año.

domingo, 8 de enero de 2017

El cardenal Agostino Vallini abre en España el III Año Jubilar de la Vera Cruz de Caravaca, Murcia


CARAVACA DE LA CRUZ.- El cardenal Agostino Vallini, Vicario General del Papa para la diócesis de Roma, presidió esta mañana,  por invitación del obispo de Cartagena, monseñor Lorca Planes, la solemne celebración de la III Apertura del Año Jubilar de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, que tuvo lugar en la basílica menor-santuario de la Vera Cruz, en el noroeste de la región española mediterránea de Murcia.

 “Para gloria y exaltación de nuestro Señor Jesucristo, para testimonio del amor misericordioso y redentor de Dios a la humanidad, para aumento de la fe y de la vida cristiana en el pueblo fiel, declaramos abierta la celebración del tercer Año Jubilar perpetuo en esta Basílica-Santuario de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo”. Con estas palabras, el cardenal Agostino Vallini  inauguraba  el Año Jubilar de Caravaca.

Vallini mostró su alegría por ser “el primer peregrino llegado desde Roma” para ganar el jubileo en Caravaca y recordó que desde esta localidad, el mensaje de la cruz atravesó fronteras “para convertirse en un anuncio de fe y de salvación en el mundo entero, sobre todo entre los pueblos hispánicos y de las Américas”.

Invitó, además, a los presentes a fijar la mirada en el “Crucificado glorioso, seguirlo haciendo nuestra la lógica misteriosa del amor”.

“Hemos celebrado hace poco el Jubileo de la Misericordia y hoy en Caravaca damos inicio al Año Santo de la Cruz. Somos invitados a continuar, en una intensa experiencia de fe, a descubrir nuevamente el centro de nuestra fe, a regresar a lo esencial”.

Vallini llamó en la basílica de la Vera Cruz, donde la tradición cristiana venera desde el siglo XIII una astilla de aquella en la que fue crucificado Jesús, a "vivir una intensa experiencia de la fe para descubrir el centro y regresar a lo esencial". Y destacó el cariño y la devoción de un pueblo que desde el siglo XIII venera un Lignum Crucis, un trozo del leño santo donde fue crucificado Jesús.

«Soy el primer peregrino de la Diócesis de Roma», declaró, e invitó a todos a peregrinar a la Cruz, «no como signo de dolor y sufrimiento, sino como Cruz Gloriosa, tal como se ha entendido aquí desde hace siglos».

El comisario del Año Jubilar, Jesús Aguilar, leyó la carta enviada por la Nunciatura Apostólica con un mensaje del Santo Padre. El Papa Francisco animaba a los presentes “a vivir este tiempo de gracia para que, contemplando el Misterio de la Encarnación y del sacrificio redentor de nuestro Señor Jesucristo en la cruz, los confirme en la fe, la esperanza y el amor”.

Monseñor Lorca Planes ha agradecido el interés que la Santa Sede manifiesta por este Año Jubilar, poniendo incluso a disposición del mismo la Opera Romana Pellegrinaggi. “Es sin duda un motivo más para seguir pidiendo por el Santo Padre y su Magisterio y desvelos por la Iglesia y los problemas de la Humanidad”, explicó el Obispo de Cartagena.

Y saludó a los presentes y le agradeció al cardenal Vallini su visita a Caravaca para presidir esta apertura. Recordó que la Cruz de Cristo es la meta de la peregrinación en este Año Jubilar. “Caravaca de la Cruz es una ciudad privilegiada, porque guarda un tesoro, el tesoro del alcance del amor y de la misericordia de Dios, ¡un amor hasta la Cruz! Precisamente, en esta Cruz que besamos, es donde estuvo clavado el Salvador del mundo”.

El obispo de Cartagena indicó al Vicario de Roma que las limosnas de los peregrinos recogidas durante este Año Jubilar tendrán dos destinos: una parte se enviará a la Santa Sede, para que el Papa disponga según las necesidades de la Iglesia, y la otra se destinará a Proyecto Hombre en la comarca del Noroeste de la Región de Murcia.

El III Año Jubilar de la Vera Cruz de Caravaca abrió sus puertas este domingo tras la celebración de la Misa para inaugurar este hito, el tercero desde que el Papa Juan Pablo II lo concediese en 1998 con carácter perpetuo.

A las 10,30 de la mañana se celebraba la Eucaristía de apertura del Año Jubilar, una celebración presidida por el Vicario General de Roma, cardenal Vallini, que estuvo acompañado por el obispo de Cartagena, monseñor Lorca Planes, y otros prelados, como el arzobispo emérito de Burgos, Francisco Gil Hellín; el arzobispo metropolitano de Granada, Francisco Javier Martínez Fernández; el obispo de Guadix, Ginés García Beltrán; y el obispo de Gurué (Mozambique), Francisco Lerma Martínez.

También acompañaron Liberio Andreatta, vicepresidente y administrador de la Obra Romana de Peregrinaciones, junto con el Vicario de la Zona, Jesús Aguilar Mondejar y el rector de la Basílica, Emilio Andrés Sánchez Espín, así como más de 30 sacerdotes entre los que se encontraban los rectores de los tres Seminarios de la Diócesis de Cartagena, unos 70 seminaristas, y el padre Norbert Hoffmann, de Alemania.

Más de 300 personas, invitadas por la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, asistieron a la celebración oficiada por el cardenal Vallini, al que acompañaron esas altas dignidades de la Iglesia Católica, entre ellos, monseñor Liberio Andreatta, vicepresidente y administrador de la Obra Romana de Peregrinaciones.

El obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, habló en este acto de la sal "que evita la corrupción" y la luz "que alumbra con la lámpara de la verdad, la justicia y la paz".

En el solemne acto se ha recibido por los asistentes la gracia que concede la Iglesia Católica en la participación de las celebraciones que a partir de esta fecha tendrán lugar en la Basílica Santuario de la Vera Cruz de Caravaca.


Caravaca de la Cruz aparece también en el catálogo para 2017 de la Obra Romana de Peregrinación como nuevo destino con un programa de varios días que incluye Murcia, Mula y Caravaca de la Cruz. Este turoperador es referente mundial en peregrinaje y se mantendrá la colaboración para convertirse en prescriptor.

Este privilegio papal del que solo disponen además Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y el monasterio de Santo Toribio de Liébana, en la localidad cántabra de Camaleño, quiere ser aprovechado por el Gobierno regional autónomo para dar un fuerte impulso al turismo religioso en una de las dos regiones más católicas de España junto con Navarra.

El Papa reflexiona sobre sus viajes en el libro de un periodista italiano

ROMA.- El diario La Stampa reseña hoy la entrevista realizada por su periodista Andrea Tornielli al papa Francisco, como parte de un libro sobre los viajes del Sumo Pontífice, el cual saldrá a la venta aquí la próxima semana. 

En el diálogo, Francisco confiesa que nunca le gustó mucho viajar y recuerda que cuando era obispo de Buenos Aires venía a Roma sólo si era necesario, porque siempre le resultó pesado estar alejado de su diócesis.

Además -expresa- soy más bien rutinario, para mí vacacionar es tener algún tiempo extra para rezar y leer, pero nunca necesito cambiar de aire o de ambiente para descansar.

Según el Papa, nunca pensó que viajaría tanto durante su Pontificado, lo cual cambió cuando sintió la necesidad de ir a la isla italiana de Lampedusa en julio de 2013, conmovido por las noticias sobre la tragedia de los inmigrantes muertos en el mar en el intento de llegar a Europa.

Al responder a la pregunta sobre cuánto le pesan los desplazamientos internacionales desde el punto de vista físico, Francisco dijo que aunque son una carga los soporta y añadió que tal vez la mayor presión es desde el punto de vista sicológico, pues siente que necesitaría de más tiempo para leer y prepararse.

En cuanto al protocolo, manifestó que aunque no ha cambiado muchas cosas de la agenda tradicional de los viajes papales, ha tratado de eliminar los almuerzos de representación para aprovechar el tiempo al máximo, en programas repletos de actividades.

Mencionó sus visitas a Río de Janeiro y Sri Lanka entre las tres más recordadas por el entusiasmo de los jóvenes en la urbe brasileña y la gente reunida en el santuario ceilandés de Madhu, donde se encontró no sólo con cristianos, sino también con musulmanes e hindúes como una sola familia, además de la acogida en Filipinas.

Reconoció que el único país visitado de la Unión Europea fue Grecia, durante la visita de apenas cinco horas a la isla de Lesbos, aunque sí estuvo en otras naciones de la región como Albania y Bosnia Herzegovina.

Preferí -apuntó- privilegiar los países en los cuales puedo dar una pequeña ayuda, estimular a quienes, no obstante las dificultades y conflictos, trabajan por la paz y por la unidad.

viernes, 6 de enero de 2017

El Papa critica el culto al poder y la apariencia, que trae tristeza y miedo


CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco condenó hoy el culto que se rinde a los "pequeños ídolos" como el poder, la apariencia o la superioridad y dijo que estos solo traen consigo "tristeza, esclavitud y miedo".

"Pequeños ídolos a los que le rendimos culto: el culto al poder, a la apariencia y a la superioridad. Ídolos que solo prometen tristeza, esclavitud y miedo", lamentó hoy Jorge Bergoglio durante la misa por la Solemnidad de la Epifanía del Señor, celebrada en la basílica de San Pedro.
El papa dio inicio a esta celebración a las 10.00 horas locales, después de dirigirse en procesión hasta el altar mayor de la basílica vaticana y besar allí una imagen del Niño Jesús.
Después, pronunció ante los presentes una homilía en la que se centró en describir cuán diferente fue la actitud de los Reyes Magos y de Herodes, ante el nacimiento de Jesús.
En este sentido, Francisco recordó que Herodes no quiso adorar a Jesús, porque "buscaba que lo adorasen" a él, mientras que los Reyes Magos sí se habían puesto en camino hacia Belén porque "tenían el corazón abierto al horizonte" y "estaban abiertos a una novedad".
"La nostalgia de Dios nos saca de nuestros encierros deterministas, esos que nos llevan a pensar que nada puede cambiar. La nostalgia de Dios es la actitud que rompe aburridos conformismos e impulsa a comprometernos por ese cambio que anhelamos y necesitamos", dijo el pontífice ante los miles de fieles que asistieron a esta misa. "El creyente 'nostalgioso', movido por su fe, busca a Dios en los lugares más recónditos de la historia (...). Va a la periferia, a la frontera, a los sitios no evangelizados para poder encontrarse con su Señor; y lejos de hacerlo con una postura de superioridad lo hace como un mendicante", añadió.
En contraposición, señaló, aquellos que como Herodes duermen "bajo la anestesia de una conciencia cauterizada" quedan desconcertados "frente a la novedad que revoluciona la historia" y se encierran "en sus logros, en sus saberes, en sus éxitos".
Sentados "sobre su riqueza sin lograr ver más allá", continuó, quieren "controlar todo y a todos".
 "Es el desconcierto del que está inmerso en la cultura del ganar cueste lo que cueste. (...) Un desconcierto que nace del miedo y del temor ante lo que nos cuestiona y pone en riesgo nuestras seguridades y verdades, nuestras formas de aferrarnos al mundo y a la vida", expuso.
Por ello, frente a estas situaciones, Francisco defendió la "nostalgia de Dios" que permite "tener los ojos abiertos frente a todos los intentos 'reductivos' y empobrecedores de la vida".
En esta jornada en la que la Iglesia católica celebra la Epifanía del Señor, el papa ha querido tener un gesto de solidaridad con los más pobres y unos 300 sintecho podrán disfrutar de un tentempié ofrecido por el Vaticano, informó Limosnería Apostólica vaticana en un comunicado.

El obispo de Vich tacha el aborto de "genocidio"

BARCELONA.- El obispo de Vich, Romà Casanova, ha calificado el aborto de "genocidio" y ha criticado que los padres retrasen cada vez más el sacramento del bautismo.

En su glosa semanal, el obispo ha destacado el don que supone tener un hijo y ha cargado contra el "individualismo y hedonismo" de la sociedad actual, que retrasa su nacimiento y reduce su número.
"Nuestra sociedad llorará por los hijos que no están: los que no hemos querido, y todavía más los hijos que hemos matado con el genocidio del aborto", ha afirmado Casanova.
 
El obispo también ha recordado los sacramentos, necesarios para profundizar en la relación con Dios y el primero de los cuales es el bautismo, y ha incidido en que "los padres y la comunidad cristiana son los responsables de iniciar a los niños en la fe recibida".
"La práctica de posponer el bautismo, para que sean los niños los que puedan decidir, no se aviene con la naturaleza del sacramento y la responsabilidad de los padres", ha finalizado el obispo.

domingo, 1 de enero de 2017

El Papa condena la «orfandad espiritual» que «corroe el alma» y porta «vacío»

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco celebró hoy la primera misa de 2017 y aprovechó la ocasión para condenar con dureza "la corrosiva enfermedad de 'la orfandad espiritual', un cáncer que silenciosamente corroe y degrada el alma" y que trae consigo "vacío y soledad". 

Jorge Bergoglio realizó estas reflexiones ante miles de fieles de diversas partes del mundo que acudieron a escuchar sus palabras a la Basílica de San Pedro del Vaticano en el día en el que la Iglesia festeja la Jornada Mundial de la Paz, este año bajo el tema "La no violencia: un estilo de política para la paz".
La ceremonia comenzó a las 10:00 horas locales y duró cerca de una hora y media. En su homilía, Francisco criticó lo que denominó "orfandad espiritual, "un cáncer que silenciosamente corroe y degrada el alma". 
"La pérdida de los lazos que nos unen, típica de nuestra cultura fragmentada y dividida, hace que crezca ese sentimiento de orfandad y, por tanto, de gran vacío y soledad. La falta de contacto físico (y no virtual) va cauterizando nuestros corazones, haciéndolos perder la capacidad de la ternura y del asombro, de la piedad y de la compasión", subrayó.
Para Francisco, las sociedades modernas se enfrentan a un desafío que deben evitar: sucumbir a esta "orfandad espiritual" que aparece cuando se apaga "el sentido de pertenencia a una familia, a un pueblo, a una tierra, a Dios". Esta actitud, expuso, "gana espacio en el corazón narcisista que sólo sabe mirarse a sí mismo y a los propios intereses y que crece" cuando el ser humano se olvida "que la vida ha sido un regalo".
El pontífice argentino señaló que "la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes", y afirmó que "no es necesario maltratar a otros para sentirse importantes". 
"Solamente dentro de una comunidad, de una familia, las personas podemos encontrar 'el clima', 'el calor' que nos permita aprender a crecer humanamente y no como meros objetos invitados a 'consumir y ser consumidos'", apuntó. 
 "No somos mercancía intercambiable o terminales receptoras de información. Somos hijos, somos familia, somos Pueblo de Dios", agregó.
En su primera misa de 2017, Francisco también se detuvo unos momentos a encomiar la figura de la Virgen María y, con ella, el papel que desempeñan las madres en el mundo actual. 
"Las madres son el antídoto más fuerte ante nuestras tendencias individualistas y egoístas, ante nuestros encierros y apatías. Una sociedad sin madres no sería solamente una sociedad fría sino una sociedad que ha perdido el corazón, que ha perdido el 'sabor a hogar'", dijo.
"Una sociedad sin madres sería una sociedad sin piedad que ha dejado lugar sólo al cálculo y a la especulación", añadió. Destacó que las madres, "incluso en los peores momentos, saben dar testimonio de la ternura, de la entrega incondicional, de la fuerza de la esperanza". 
Y reconoció haber "aprendido mucho" de aquellas "que, teniendo a sus hijos presos, o postrados en la cama de un hospital, o sometidos por la esclavitud de la droga, con frío o calor, lluvia o sequía, no se dan por vencidas y siguen peleando para darles a ellos lo mejor".
"O esas madres que en los campos de refugiados, o incluso en medio de la guerra, logran abrazar y sostener sin desfallecer el sufrimiento de sus hijos. Madres que dejan literalmente la vida para que ninguno de sus hijos se pierda", remarcó. 
Finalmente animó a los presentes a "aprender a cuidar la vida" con "ternura", "sembrando esperanza, sembrando pertenencia, sembrando fraternidad". 
El papa Francisco dio por concluida la celebración en torno a las 11:25 horas locales (10:25 GMT) cuando abandonó la basílica vaticana en procesión.

domingo, 25 de diciembre de 2016

El Papa clama por una paz "concreta" y "no de palabra"

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa ha clamado por la paz "no de palabra, sino eficaz y concreta" en el mundo y ha extendido este deseo a toda la Tierra, "especialmente los golpeados por la guerra y por conflictos violentos" como Siria, Irak, Libia, Sudán del Sur, Birmania o Venezuela. "Es hora de que las armas callen definitivamente", ha sentenciado.

Francisco ha vuelto a aprovechar su mensaje de Navidad, ante los 40.000 fieles que se han congregado en la Plaza de San Pedro para recibir la bendición 'urbi et orbi', para recordar la violencia que se vive en el mundo, como la martirizada Siria, "donde demasiada sangre ha sido derramada" y a las personas que sufren, como "los prófugos" o los que "son objeto de la trata de personas".
Durante su alocución, ha hecho balance del 2016, como es habitual, y ha recordado "los pueblos que sufren por las ambiciones económicas de unos pocos y la avaricia voraz del dios dinero que lleva a la esclavitud. Paz a los que están marcados por el malestar social y económico, y a los que sufren las consecuencias de los terremotos u otras catástrofes naturales".
Asomado al balcón de la Logia central de la basílica de San Pedro para la tradicional bendición navideña, Francisco ha recordado la ciudad de Alepo, escenario, en las últimas semanas, "de una de las batallas más atroces" al tiempo que ha urgido a la comunidad internacional "que se garanticen asistencia y consolación a la extenuada población civil, respetando el derecho humanitario".
"Es hora de que las armas callen definitivamente y la comunidad internacional se comprometa activamente para que se logre una solución negociable y se restablezca la convivencia civil en el país", ha pedido el Papa.
Como ya hizo en la pasada Navidad, el pontífice argentino no ha querido olvidar que de nuevo otro año el mundo ha estado dominado por la violencia. Así, ha nombrado "la amada Tierra Santa, elegida y predilecta por Dios" y ha pedido que los israelíes y los palestinos "tengan la valentía y la determinación de escribir una nueva página de la historia, en la que el odio y la venganza cedan el lugar a la voluntad de construir conjuntamente un futuro de recíproca comprensión y armonía".
También ha hecho hincapié en los conflictos en Irak, Libia y Yemen, "donde las poblaciones sufren la guerra y brutales acciones terroristas", así como en las diferentes regiones de África, "particularmente en Nigeria, donde el terrorismo fundamentalista explota también a los niños para perpetrar el horror y la muerte".
El Papa ha querido especialmente pedirla paz en Sudán del Sur y en la República Democrática del Congo, "para que se curen las divisiones y para que todos las personas de buena voluntad se esfuercen para iniciar nuevos caminos de desarrollo y de compartir, prefiriendo la cultura del diálogo a la lógica del enfrentamiento".
También ha pedido paz en Ucrania oriental, donde ha señalado que "es urgente una voluntad común para llevar alivio a la población y poner en práctica los compromisos asumidos". El Papa tampoco ha querido olvidar Colombia donde ha pedido que se cumpla "un nuevo y valiente camino de diálogo y de reconciliación" y Venezuela donde ha pedido que se den "los pasos necesarios con vistas a poner fin a las tensiones actuales y a edificar conjuntamente un futuro de esperanza para la población entera".
Así ha señalado también a Birmania, donde ha reclamado que se puedan consolidar "los esfuerzos para favorecer la convivencia pacífica" y ha alentado a la comunidad internacional a dar "la necesaria protección y asistencia humanitaria a los que tienen necesidad extrema y urgente".
El Papa ha implorado la paz para todos los que, en varias zonas, "están afrontando sufrimiento a causa de peligros constantes e injusticias persistentes" también en la península coreana en la que pedido que pueda "ver superadas las tensiones que atraviesan en un renovado espíritu de colaboración".
En su mensaje de paz no ha olvidado "a los que han perdido a un ser querido debido a viles actos de terrorismo que han sembrado miedo y muerte en el corazón de tantos países y ciudades", pero sel mismo modo ha reseñado a los "que están abandonados y excluidos, a los que sufren hambre y los que son víctimas de violencia" como los prófugos, los emigrantes o los refugiados.

sábado, 24 de diciembre de 2016

El Papa visita a Benedicto XVI para felicitarle la Navidad

CIUDAD DEL VATICANO.- Francisco visitó ayer al papa emérito Benedicto XVI en la residencia donde se aloja, la 'Mater Ecclesiae', inmersa en los Jardines Vaticanos, para felicitarle la Navidad.

La oficina de prensa del Vaticano ha explicado este sábado que la visita del Pontífice argentino, de 80 años, a su predecesor de 89 años, se enmarca "en la sencillez de la relación cotidiana entre el Santo padre y el Papa emérito".

Es tradicional que Francisco acuda antes de Navidad a felicitar a Benedicto XVI en la residencia en la que vive desde su renuncia en febrero de 2013 con cuatro laicas consagradas de la comunidad 'Memores Domini'.
El pasado 17 de diciembre, Joseph Ratiznger mandó un mensaje escrito de felicitación a Francisco por su 80 cumpleaños y posteriormente, por la tarde, le llamó personalmente por teléfono.
Además Benedicto XVI, de 89 años, le hizo llegar "tres pequeños regalos", no desvelados por el Vaticano pero de alto contenido "simbólico" para el Papa argentino.

viernes, 23 de diciembre de 2016

El Papa denuncia “resistencias malvadas” a sus reformas


CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco ha lamentado la existencia de “resistencias malvadas” que se oponen a la reforma de la Curia y que se “refugian en las tradiciones”, en el discurso que ha dirigido a sus miembros.

Francisco ha aprovechado las felicitaciones de Navidad para expresar su malestar a la Curia romana, a la que dijo que la reforma que está implementando “será eficaz sólo y únicamente si se realiza con hombres ‘renovados’ y no simplemente con ‘nuevos’ hombres”.
En su alocución, Francisco afirmó que existe resistencia a la reforma que “a veces nace de la buena voluntad”, pero otras “de corazones asustados y endurecidos”.
“Las resistencias ocultas nacen de corazones asustados y endurecidos, que se alimentan de las palabras vacías del ‘gatopardismo’ espiritual de quien dice que quiere cambiar las cosas, pero después quiere que todo quede como antes”, dijo.
Y añadió que “existen también resistencias malvadas, que germinan en mentes perversas y se presentan cuando el demonio inspira malas intenciones. Este último tipo de resistencia se esconde en justificaciones y, en tantos casos, palabras acusatorias que se refugian en las tradiciones, en las apariencias, en las formalidades, en lo conocido (…).

Sin fines estéticos

Francisco explicó que la reforma del Gobierno de la Iglesia “no tiene fines estéticos” y que “no puede ser entendida como una especie de lifting o de maquillaje para embellecer el anciano cuerpo curial o como una operación de cirugía estética”.
“Queridos hermanos, no son las arrugas de la Iglesia lo que se tienen que temer, sino las manchas”, aseveró.
Por ello, indicó que para realizar la reforma no basta “cambiar el personal, sino que los miembros de la Curia se renueven espiritualmente, humanamente y profesionalmente”.
“La reforma de la Curia no se actúa con el cambio de las personas -que se está realizando y se realizará- sino con la conversación en las personas”, explicó.
Y agregó que “sin una conversión y una purificación permanente, sin un cambio de mentalidad, el esfuerzo funcional resultaría en vano”.
Por ello, recordó que en los anteriores discursos a la Curia les había hablado de las “enfermedades y de las curas” de los miembros del Gobierno de la Iglesia para “poder llegar al éxito”.

Los doce criterios de la reforma

En esta ocasión, el pontífice argentino enumeró y explicó los doce criterios que tienen que inspirar la reforma de la Curia: individualidad, pastoralidad, misionaridad, racionalidad, funcionalidad, modernidad, sobriedad, subsidiariedad, sinodalidad, catolicidad, profesionalidad y gradualidad.
Y advirtió también que en esta reforma debe eliminarse para siempre el criterio “promoveatur ut removeatur” (una ascensión para quitarse de en medio a alguien) que dijo “es el cáncer” de la Iglesia