lunes, 7 de octubre de 2019

El Papa, a los que se burlan del tocado amazona: "¿Qué diferencia hay entre llevar plumas o el tricornio de cardenal?"


CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco lamentó este lunes en su discurso de apertura del Sínodo sobre el Amazonas la burla de algunos miembros de la Iglesia al comentar el tocado de plumas de indígenas en la misa del domingo y afirmó: "¿Qué diferencia hay entre llevar plumas o el tricornio de algunos jefes de dicasterio?".

En su discurso en el aula del Sínodo, donde desde este lunes y hasta el 27 de octubre los obispos debatirán sobre las necesidades y problemáticas de la Amazonia, Francisco también hizo referencia a las "resistencias" y críticas por parte de una parte de la Iglesia a la celebración de esta asamblea.
El papa pidió "acercarse a los pueblos de la Amazonia de puntillas. Respetando su historia, sus culturas y su estilo en buen vivir, en el sentido etimológico de la palabra y no socialmente como hacemos a menudo".
Denunció que en el pasado "bajo lemas como civilización y barbarie" se aniquiló a los pueblos originarios, e incluso hasta los años 80, y habló del desprecio actual, también en su país, Argentina, cuando se refieren a los que "vienen de la barbarie y se les llama 'bolitas' (bolivianos), 'paraguas' (paraguayos) o 'cabecitas negras'".
"Me dio mucha pena escuchar aquí dentro un comentario burlón sobre ese señor piadoso que llevó las ofrendas con plumas en la cabeza (durante la misa de ayer). Decidme ¿qué diferencia hay entre llevar plumas y el tricornio que usan algunos oficiales de nuestros dicasterios?", dijo Francisco, que arrancó un aplauso de los presentes en la sala.
El Sínodo comenzó este lunes con una procesión desde la basílica de san Pedro al aula del Sínodo del papa rodeado de indígenas y en la que se escucharon cantos y bailes, y se portaban objetos de la tradición de los pueblos originarios, como canoas, remos y redes.
El papa afirmó que se corre el peligro en este Sínodo de proponer "medidas simplemente pragmáticas, cuando por el contrario se nos pide una contemplación de los pueblos, una capacidad de admiración, que haga nacer un planteamiento paradigmático". "No hemos venido aquí a inventar programas de desarrollo social o de custodia de culturas, de tipo museo o de acciones no contemplativas", dijo.
Criticó la "deforestación, unificación y explotación" que están poniendo en práctica algunos y que "no respetan la poesía y la realidad de los pueblos, que es soberana".
Recordó a los hombres de la Iglesia que para debatir existe el "camino sinodal" y no las "salas", las "mesas redondas" y las "conferencias", y que el "Sínodo no es un parlamento o un locutorio, no es demostrar quién tiene más poder sobre los medios y quién tiene más poder entre en las redes para imponer cualquier idea o cualquier plan".
Unas palabras que llegan después de las críticas de algunos cardenales a la celebración de este Sínodo y al documento de trabajo, que según ellos contendría incluso herejías.
"Esto configuraría un Iglesia congregacionista, si pretendemos buscar por medio de las encuestas quien tiene la mayoría. Una iglesia sensacionalista tan lejana de nuestra Madre la Iglesia católica", continuó.
Ante las "resistencias", que dijo que "es normal que las haya", el pontífice pidió "orar, rezar mucho, reflexionar, dialogar y escuchar con humildad y no creer que se sabe todo".
Aunque no pidió silencio a los participantes en el Sínodo, les advirtió de que informar con "ligereza, con imprudencia" a los periodistas o "decir lo que pienso" podría crear equivocaciones.

domingo, 6 de octubre de 2019

El Papa Francisco insta a los conservadores a estar abiertos a los cambios en la Iglesia


CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco llamó a los conservadores el domingo a no estar atados al statu quo, durante una asamblea de obispos para discutir el futuro de la Iglesia Católica Romana en el Amazonas, incluida la posibilidad de presentar sacerdotes casados. 

En una misa en la Basílica de San Pedro que abrió el sínodo, Francisco también denunció las formas pasadas y presentes de colonialismo y dijo que algunos de los incendios que devastaron la selva en Brasil fueron provocados por grupos de intereses especiales.
En su sermón, Francisco advirtió que algunos líderes de la Iglesia se arriesgaban a convertirse en “burócratas, no pastores”, y los instó a tener el coraje de reavivar lo que llamó el fuego del don de Dios al estar abiertos al cambio.
“Si todo sigue como estaba, si pasamos nuestros días contentos de que ‘esta es la forma en que siempre se han hecho las cosas’, entonces el don desaparece, sofocado por las cenizas del miedo y la preocupación por defender el status quo”, dijo.
Uno de los temas más polémicos del sínodo, cuyos 260 participantes son en su mayoría obispos del Amazonas, es si se debe permitir que “hombres probados” casados mayores, con familias y una posición sólida en las comunidades locales se ordenen como sacerdotes en el Amazonas.
Esa solución a la escasez de sacerdotes, respaldada por muchos obispos sudamericanos, permitiría a los católicos en áreas aisladas asistir a misa y recibir los sacramentos regularmente.
Al menos el 85% de las aldeas en la Amazonía, una vasta región que abarca ocho países y el territorio francés de Guayana, no pueden celebrar misa todas las semanas. Algunos ven a un sacerdote sólo una vez al año.
Opositores temen que sea un caballo de Troya que se extienda a la Iglesia en Occidente. Dijeron que el documento de trabajo del sínodo era herético, incluido lo que calificaron de reconocimiento implícito de formas de paganismo y panteísmo practicadas por indígenas, como el culto a la naturaleza.
El sínodo de tres semanas discutirá la difusión de la fe en la vasta región, un rol más importante para las mujeres, la protección del medio ambiente, el cambio climático, la deforestación, los pueblos indígenas y su derecho a mantener sus tierras y tradiciones.
En su sermón, Francisco dijo que las culturas indígenas tenían que ser respetadas.
“Cuando los pueblos y las culturas se devoran sin amor y sin respeto, no es el fuego de Dios sino el del mundo. Sin embargo, ¡cuántas veces se ha impuesto el regalo de Dios, no se ha ofrecido; cuántas veces ha habido colonización en lugar de evangelización!” declaró. 
El sínodo se lleva a cabo en un momento en que el Amazonas está en el centro de atención mundial debido a los devastadores incendios en Brasil. El Papa dio a entender que creía que al menos algunos de los incendios fueron provocados intencionalmente.
“El fuego provocado por intereses que destruyen, como el fuego que recientemente devastó la Amazonia, no es el fuego del Evangelio (que se alimenta) compartiendo, no con ganancias”, dijo.
El sínodo no toma decisiones. Los participantes votan sobre un documento final y el Papa decidirá qué recomendaciones integrar en sus decisiones futuras.

El Papa pide a los nuevos cardenales que no caigan en la «deslealtad de hombres de Iglesia»

CIUDAD DEL VATICANO.- En el consistorio que presidió en la basílica de San Pedro del Vaticano, el sexto en seis años de pontificado, Francisco nombró a 13 nuevos purpurados, entre ellos dos españoles, y dejó en su homilía un mensaje significativo que refleja el momento por el que pasa la jerarquía eclesiástica. Advirtió de que «muchos comportamientos desleales de hombres de Iglesia» se deben a «la falta de compasión, y a la costumbre de mirar hacia otro lado y al hábito de la indiferencia». 
 
Esa deslealtad interna a la que hizo referencia está muy presente en el Sínodo de la Amazonia que comienza este domingo, pues no faltan los obispos que critican al Papa por permitir que esta asamblea estudie la eventual apertura de la ordenación sacerdotal en zonas remotas para los 'viri probati', hombres casados y con una trayectoria cristiana acreditada por la experiencia. Debatir sobre los 'viri probati' supone para un sector de la Iglesia poner en duda el celibato sacerdotal.
La controversia que acompaña al Sínodo quedo aparcada en el consistorio de este sábado, tras el que la Iglesia cuenta con 228 cardenales. Los dos nuevos purpurados españoles son el comboniano Miguel Ángel Ayuso Guixot, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso desde el pasado 25 de mayo, y el salesiano Cristóbal López Romero, arzobispo de Rabat desde el 29 de diciembre de 2017.
Tras el consistorio, la Iglesia católica cuenta con 128 cardenales menores de ochenta años y, por tanto, con derecho a participar en el cónclave del que saldrá elegido el sucesor de Jorge Mario Bergoglio.
Entre esos purpurados son mayoría los creados por Francisco. Si se descartan los cuatro miembros del Colegio Cardenalicio que se convertirán en octogenarios en los próximos 10 días, los 124 'electores' restantes se dividen entre los 66 creados por Bergoglio, los 42 por Benedicto XVI y los 16 por Juan Pablo II.
Con los seis consistorios que ha presidido, el actual Papa ha propiciado una profunda renovación de este organismo encargado de forma exclusiva desde el año 1059 de elegir al obispo de Roma. Bergoglio ha elegido a purpurados representantes de Iglesias locales pequeñas, alejadas y minoritarias, reduciendo la presencia de italianos y de europeos. Ha optado en cambio por crear al menos a un cardenal español en cada uno de sus consistorios.

jueves, 3 de octubre de 2019

El Vaticano destituye a cinco altos funcionarios de la oficina de control financiero

CIUDAD DEL VATICANO.- El Vaticano ha suspendido a cinco altos funcionarios de la oficina de control financiero, entre los que se encuentran el jefe del Departamento de Información y Documentación, monseñor Mauro Carlino, y el director de la Autoridad de Información Financiera, o AIF, Tommaso Di Ruzza, según ha publicado la revista L'Espresso del grupo del diario italiano La Repubblica.

Las autoridades judiciales del Vaticano han abierto una investigación en la Secretaría de Estado por operaciones millonarias presuntamente irregulares en las que estarían implicados estos cinco altos funcionarios de la Santa Sede.
La investigación estaría ligada a las incautaciones de documentación y material electrónico realizadas este mismo martes en las oficinas de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, que dirige el cardenal Pietro Parolin.
La Secretaría de Estado, el departamento más poderoso del Vaticano, es el centro neurálgico de su burocracia y diplomacia y el corazón administrativo de la Iglesia Católica mundial. La AIF, encabezada por el abogado suizo Rene Bruelhart, es el controlador financiero, con autoridad sobre todos los departamentos del Vaticano.
El Vaticano informó el martes de los allanamientos y señaló que estaban relacionadas con "operaciones financieras realizadas en el transcurso del tiempo". 
Según el informe anual de la Autoridad de Información financiera (AIF), las operaciones sospechosas en las finanzas del Vaticano se redujeron notablemente pasando de ser 150 en 2017 a 56 el año pasado, continuando una tendencia que los funcionarios dijeron que mostraban reformas en marcha.
El año pasado, el Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano condenó al empresario italiano Angelo Proietti a dos años y seis meses de cárcel por blanqueo de capitales a través de una cuenta bancaria abierta en el en el Instituto para las Obras de Religión (IOR), más conocido como el 'Banco del Vaticano'. 
Fue la primera vez que en la jurisdicción vaticana aplicó una condena por este tipo de delito financiero.

El Papa pide una Iglesia que no pierda el tiempo en “llorar” por “los fieles que ya no tiene”

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa ha pedido una Iglesia que no pierda el tiempo en “llorar” por las cosas “que no funcionan” o por “los fieles que ya no tiene” en la misa que ha celebrado en la Basílica de San Pedro con la que ha inaugurado el Mes Misionero Extraordinario, una iniciativa sin precedentes. 

“Una Iglesia en salida, misionera, es una Iglesia que no pierde el tiempo en llorar por las cosas que no funcionan, por los fieles que ya no tiene, por los valores de antaño que ya no están. Una Iglesia que no busca oasis protegidos para estar tranquila; sino que solo desea ser sal de la tierra y fermento para el mundo”, ha señalado el pontífice durante la homilía. 
El Santo Padre, que ha presidido el rezo de las vísperas en la memoria litúrgica de Santa Teresita del Niño Jesús, patrona de las misiones, ha señalado que este mes de octubre dedicado a las misiones “quiere ser una sacudida que nos impulse a ser activos en el bien”. Así, ha instado a los sacerdotes y religiosos a no ser “notarios de la fe y guardianes de la gracia” sino misioneros” y para ello ha insistido en “no vivir una fe de sacristía”.
Para el Papa esto se resume en una actitud: “Cuando vivimos la vida como un peso y no como un don; cuando en el centro estamos nosotros con nuestros problemas, y no nuestros hermanos y hermanas que esperan ser amados”. Francisco ha incidido en que el Señor “ama una Iglesia en salida”. “Si no está en salida no es Iglesia”, ha indicado.
“Sabe que esta es su fuerza, la misma de Jesús: no la relevancia social o institucional, sino el amor humilde y gratuito”, ha dicho el Papa. Y sobre la fe ha enfatizado: “Dios no nos preguntará si hemos conservado celosamente la vida y la fe, sino si la hemos puesto en juego, arriesgando, quizá perdiendo el prestigio (...) La hemos recibido no para enterrarla, sino para ponerla en juego; no para conservarla, sino para darla.
Quien está con Jesús sabe que se tiene lo que se da, se posee lo que se entrega; y el secreto para poseer la vida es entregarla. Vivir de omisiones es renegar de nuestra vocación: la omisión es contraria a la misión”. El Santo Padre ha dedicado su homilía a definir cuál es la clave del ser misionero mientras que ha subrayado que propagar la fe “no es propaganda o proselitismo”.
Asimismo, el Papa ha advertido sobre los pecados de omisión que van contra de la misión, porque “en vez de transmitir la alegría, nos cerramos en un triste victimismo, pensando que ninguno nos ama”. Para el Papa, el primer pecado es ser “quejumbrosos” y decir “que todo va mal, en el mundo y en la Iglesia”. El segundo es ser “esclavos de los miedos que inmovilizan” y dejarse “paralizar del ‘siempre se ha hecho así’“. Y el último es “vivir la vida como un peso y no como un don”.

martes, 20 de agosto de 2019

Francisco: "Los Movimientos Populares en el mundo son la palanca de una gran transformación social"


CIUDAD DEL VATICANO.- Está en venta ya en la red un interesante e importante libro sobre el magisterio de Papa Francisco, publicado per Libreria Editora del Vaticano, que ha sido organizado y elaborado por la CAL, Pontifica Comisión para América Latina guiada hasta hace algunos meses por el académico dell'Uruguay prof. Guzmán Carriquirry.

Dos son los principales elementos relevantes del volumen: el tema de los diversos artículos, es decir los Movimientos Populares en diversos continentes y países y la Presentación del libro escrita y firmada por el Santo Padre Francisco.
Para este volumen han dado una especial y valiosa contribución diversas personas - estudiosos, expertos, periodistas, eclesiásticos - coordinados por G. Carriquirry. Los textos son de Gianni La Bella, padre Michael Czerny, cardenal Peter Turkson, el sociólogo italiano Thomas Leoncini y el mexicano Rodrigo Gerra.
Otros artículos han sido firmados por Juan Grabois, fundador del Encuentro Mundial de Movimientos Populares, el obispo auxiliar de Buenos Aires, mons. Gustavo Carrara; la Responsable de la edición semanal en español de L'Osservatore Romano Silvina Pérez y los argentinos Hernán Reyes Alcaide y Alberto Molina. 

Presentación del Papa Francisco

Estoy particularmente gozoso de dar la salida a este volumen, fruto de la reflexión a más voces, de un grupo de estudiosos de distintas extracciones y competencias, que han hecho una relectura de la experiencia de los llamados "Movimientos Populares", reconstruyendo la génesis, los eventos, el desarrollo y el significado que este ciclo de encuentros ha tenido. Un evento de verdad inédito en la historia reciente de la Iglesia, sobre el cual es útil volver.
Este archipiélago de grupos, asociaciones, movimientos, trabajadores precarios, familias sin techo, campesinos sin tierra, ambulantes, limpia-vidrios de los semáforos, artesanos de la calle, representantes de un mundo de pobres, de excluidos, de los no considerados, de irrelevantes, que tienen olor "a barrio, a pueblo, a lucha" representan, en el panorama de nuestro mundo contemporáneo, una semilla, un renuevo que como el grano de mostaza dará mucho fruto: la palanca de una gran transformación social.
El futuro de la humanidad "no está únicamente en manos de los grandes dirigentes, las grandes potencias y las élites.Está fundamentalmente en manos de los pueblos, en su capacidad de organizarse y también en sus manos que riegan con humildad y convicción este proceso de cambio" [1].
Este pueblo de pequeños que he definido como "poetas sociales", hombres de la periferia, de una vez al centro, como es bien narrado en el volumen, con su propio bagaje de luchas desiguales y de sueños de resistencia, han venido a poner en la presencia de Dios, de la Iglesia y de los pueblos, una realidad muchas veces ignorada, que gracias al protagonismo y la tenacidad de su testimonio, ha salido a la luz.
Los pobres no son solamente los destinatarios preferidos de la acción de la Iglesia, los privilegiados de su misión, sino que también son sujetos activos. Por eso tenía la intención de expresar, a nombre de la Iglesia, a esta galaxia de hombres y asociaciones, que anhela la felicidad del "vivir bien" y no de aquel ideal egoísta de la "buona vida", mi genuina solidaridad. Decidiendo acompañarlos en su caminar autónomo.
Esta red de movimientos transnacionales, transculturales y de diversas culturas religiosas representa una expresión histórica tangible, en el modelo poliédrico [2] donde a la base se encuentra un diverso paradigma social, el de la cultura del encuentro. Una cultura que tiene que ver con el otro, el diverso a sí. 
De la lectura de este volumen, que espero que ayude a tantos a comprender en profundidad, a dar mayor luz y significado al valor de estas experiencias, quiero brevemente subrayar algunos aspectos que me parecen importantes, en la esperanza que las palabras que les he dirigido a ellos hayan contribuido a solicitar en las conciencias de quienes rigen los destinos de este mundo, un renovado sentido de humanidad y de justicia, a mitigar las condiciones hostiles en las que los pobres viven en el mundo.

Una gran alternativa social

Los Movimientos Populares, y esto es lo primero que quiero subrayar, en mi opinión representan una gran alternativa social, un grito profundo, un signo de contradicción, una esperanza de que "todo puede cambiar". En su deseo de no uniformarse en ese sentido único centrado sobre la tiranía del dinero, mostrando con su vida, con su trabajo, con su testimonio, con su sufrimiento que es posible resistir, actuando con coraje buenas decisiones y a contracorriente. 
Me gusta imaginar este archipiélago de "descartados" del sistema, que está comprometiendo al planeta entero, como "centinelas" que — aún en lo obscuro de la noche — escrutan con esperanza un futuro mejor.
El momento que estamos viviendo está caracterizado por un escenario inédito en la historia de la humanidad, que he tratado de describir a través de una expresión sintética: "más que como una época de cambios, como un cambio de época", que es necesario comprender. Una de la manifestaciones más evidentes de esta mutación es la crisis transnacional de la democracia liberal, fruto de la transformación humana y antropológica, producto de la "globalización de la indiferencia", a la que he aludido tantas veces, ha generado un "nuevo idolo": el del miedo y la seguridad, de donde hoy uno de los signos más tangibles es la familiaridad que tantos tienen con las armas y la cultura del desprecio, característica de nuestra época, que un notorio histórico de nuestro tiempo ha definido como: "la edad de la rabia". 
El miedo es hoy el medio de manipulación de las civilizaciones, el agente creador de xenofobias y de racismo. Un terror sembrado en las periferias del mundo, con saqueos, opresiones e injusticias, que explota como hemos visto en nuestro pasado reciente también en los centros del mundo occidental.
Una reserva de "pasión civil", de "interés gratuito por el otro", capaz de regenerar un renovado sentido de participación, en la construcción de nuevos agregados sociales que afronten la solicitud, mostrando una conciencia más positiva del otro. 
El antídoto al populismo y a la política-espectáculo está en el protagonismo de los ciudadanos organizados, en particular de aquellos que crean - como lo es en el caso de tantas experiencias presentes en los Movimientos - en su cotidianeidad, fragmentos de otros mundos posibles que luchan por sobrevivir a la oscuridad de la exclusión, de donde "crecerán árboles grandes, surgirán bosques tupidos de esperanza para oxigenar este mundo". [3]
El crecimiento de las desigualdades, ahora globalizadas y transversales - y no solamente, económicas, sino sociales, cognitivas, relacionales e intergeneracionales -, es reconocido unánimemente como uno de los más graves desafíos con los cuales la humanidad tendrá que medirse en las próximas décadas. Fruto de una economía cada vez más separada de la ética, que privilegia el lucro y estimula la competencia, provocando una concentración de poder y de riqueza, que excluye y que pone a la puerta como "al pobre Lázaro" a miles de millones de hombres y mujeres.
El "presente" para millones de personas es hoy una condena, una prisión, marcada por la pobreza, por el despojo, por la falta de trabajo, pero sobre todo por la ausencia de futuro. Un infierno al debemos ponerle fin. En este sentido, los Movimientos Populares, - con su "resiliencia" - representan una resistencia activa y popular a este sistema indolátrico, que excluye y que degrada, y con su experiencia cuentan cómo la rivalidad, la envidia y la opresión no son necesariamente agentes de crecimiento, mostrando - por el contrario - que también la concordia, la gratuidad y la igualdad pueden hacer crecer el producto interno bruto.

Las tres T

El derecho a las "tres T": tierra, techo, trabajo, derechos inalienables y fundamentales, representan los prerequisitos indispensables de una democracia no solo formal, sino real, en la cual todos los hombres, independientemente de su ingreso o de su posición en la escala social, son protagonistas activos y responsables, actores del propio destino. Sin participación, como algunos ensayistas contenidos en este libro han argumentado bien, la democracia se atrofia, llega a ser una formalidad porque deja fuera al pueblo de la construcción de su propio destino.
Quiero empeñar una palabra sobre la tercera de estas t, que según la Doctrina social de la Iglesia es un derecho sagrado. En los últimos años el mundo del trabajo ha cambiado vertiginosamente. Las recaídas antropológicas de estas transformaciones son profundas y radicales, y sus efectos no son del todo claros. Estoy convencido desde hace tiempo que en el mundo postindustrial no hay futuro para una sociedad en la que solamente existe el "dar para tener" o el "dar por deber". Se trata "de crear una nueva via de salida a la sofocante alternativa entre las tesis neoliberales y las neoestatales.
Los Movimientos Populares son, en este sentido, un testimonio concreto, tangible, que muestra que es posible contrastar la cultura del descarte, que considera a los hombres, mujeres, infantes y ancianos como excedencias inútiles — y muchas veces dañinas — del proceso productivo, a través de generar nuevas formas de trabajo, centradas en la solidaridad y la dimensión comunitaria, en una economía artesanal y popular. 
Por todo esto he decidido unir mi voz y de sostener la causa de tantos que realizan los oficios más humildes — las más de las veces, privados del derecho de remuneración digna de la seguridad social y de una cobertura de pensiones —.
En este estado de parálisis y desorientación la participación política de los Movimientos Populares puede vencer a la políitica de los falsos profetas, que explotan el miedo y la desesperación y que predican un bienestar egoísta y una seguridad ilusoria. Todo cuanto les he dicho a ellos, como bien demuestra este volumen, está en plena sintonía con la Doctrina social de la Iglesia y con el Magisterio de mis predecesores. 
Espero, en este sentido, que la publicación de este libro sea un modo para continuar — aunque sea a la distancia — a reforzar estas experiencias, que anticipan con sus sueños y con sus luchas, la urgencia de un nuevo humanismo, que ponga fin al analfabetismo de compasión y al progresivo eclipse de la cultura y de la noción de bien común.
Francisco.
____________________________
[1] Encuentro con los Movimientos Populares, Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, 9 de julio de 2015.
[2] Evangelii Gaudium.
[3] Encuentro con los Movimientos Populares, Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, 9 de Julio de 2015.

lunes, 19 de agosto de 2019

Papa Francisco, a los cristianos: “La opción por el Evangelio no puede posponerse”


CIUDAD DEL VATICANO.- “El Evangelio no puede posponerse”. El Papa Francisco lanzó sobre los fieles un llamado a la acción, a no quedarse en casa, a no contemplar 'lo cristiano' en abstracto y “contra el prójimo”, sino salir a su encuentro. En un momento en el que la vida humana se negocia en despachos mientras se hunde en el mar, Bergolio lo tiene claro: “Es bueno llamarnos cristianos, pero sobre todo debemos ser cristianos en situaciones concretas, dando testimonio del Evangelio, que es esencialmente amor por Dios y por nuestros hermanos”.

En el Angelus de ayer domingo, el Papa llamó la atención sobre el momento en que Jesús advierte a sus discípulos de que “ha llegado el momento de la decisión”, de “prender fuego a la Tierra”. Unas palabras, señaló que “tienen el propósito de ayudar a los discípulos a abandonar toda actitud de pereza, apatía, indiferencia y cierre para recibir el fuego del amor de Dios”.
“Él nos llama a difundir este fuego en el mundo, gracias al cual seremos reconocidos como sus verdaderos discípulos” recordó Francisco, apuntando que esa misión “se ha visto desde los primeros días del cristianismo: el testimonio del Evangelio se extendió como un fuego beneficioso, superando cada división entre individuos, categorías sociales, pueblos y naciones”. 
Un fuego que “quema toda forma de particularismo y mantiene la caridad abierta a todos, con una sola preferencia: la de los más pobres y los excluidos”.
Ser discípulos de Jesús “también requiere la voluntad de servir a los demás”, recordó Bergolio, quien agradeció a tantos voluntarios que dedican su tiempo en favor de los enfermos, los pobres y las personas con discapacidad.
Porque “el Evangelio se manifiesta verdaderamente como el fuego que salva, que cambia el mundo a partir del cambio del corazón de cada uno”.
Jesús también vino “a 'dividir', a poner en 'crisis', pero de manera saludable, la vida de sus discípulos, rompiendo las ilusiones fáciles de aquellos que creen que pueden combinar la vida cristiana y compromisos de todo tipo, prácticas y actitudes religiosas, contra el prójimo”, resaltó el Papa.
"¡Cuántos cristianos van donde el adivinador a ver qué les va a pasar!. Eso no es fe, es superstición". 
En definitiva, “se trata de no vivir hipócritamente, sino de vivir coherente, y estar dispuesto a pagar el precio por ser coherentes con el Evangelio”.

miércoles, 3 de julio de 2019

Putin viaja a Roma para ser recibido por el Papa

CIUDAD DEL VATICANO.- El presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, viajará este jueves a Roma y al Vaticano y volverá a Moscú hacia la medianoche con una agenda repleta de encuentros. Uno de los más esperados es el que mantendrá con el papa Francisco –el tercero desde que Jorge Bergoglio fuera elegido—por las numerosas cuestiones que están sobre el tapete como el papel que está jugando el Vaticano en Ucrania y con la iglesia ortodoxa local, fiel a Roma y contraria a la invasión rusa de Crimea y su influencia en una parte de Ucrania. 

Todas las iglesias ortodoxas son autónomas desde el año 1000 , porque no reconocen al Papa como única autoridad y cada una se gobierna por su cuenta. Excepto los ortodoxos que permanecieron fieles a Roma, que son autónomos pero dependientes del Papa. En Ucrania existen ambas iglesias que, de unirse en un único patriarcado, asestarían un golpe político importante a la influencia rusa en la zona.

Viaje a Rusia

Otra cuestión que estará sobre la mesa es el viaje de un Papa a Rusia, algo que nunca ha sucedido. Mientras gobernó Juan Pablo II, polaco y por lo tanto adversario natural de Rusia, la iglesia ortodoxa rusa se opuso totalmente a la realización de un viaje papal. 
Además se puso a la defensvia porque Juan Pablo II envió a curas católicos a la entonces URSS y organizó diócesis católicas donde ya existían los ortodoxos. 
"Nos trata como si fuéramos tierra de misión", es decir, de conquista, replicaban desde el Patriarcado moscovita.
Paolo Pezzi, arzobispo católico de Moscú y presidente de la conferencia episcopal de la Federación, echó agua al fuego sobre la histórica visita. "Personalmente pienso que el viaje sería deseable, pero no creo que esté en las intenciones de Putin", dijo esta semana. 

La guerra de Siria

Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, enumeró esta semana los temas del encuentro entre Putin y el Papa y no habló del viaje. Parolin subrayó que "la reunión será una oportunidad para abordar cuestiones que preocupan a la Santa Sede, como la situación en Siria y el conflicto en la región oriental de Ucrania". 
Según el embajador ruso ante la Santa Sede, Aleksandr Aveev, los dos mandatarios también tratarán sobre "el futuro de Siria, del desarme y de la crisis iraní", a pesar de que poco antes dijera que las conversaciones entre el Papa y Putin suelen ser "un intercambio de opiniones filosóficas y políticas sobre el mundo". 
"Si quiere, Rusia puede poner fin a los ataques contra civiles, centros médicos y paramédicos",  afirma una carta enviada esta semana al Papa por el escritor sirio Roger Asfar, señalando que "Rusia tiene un papel importante en el conflicto actual, tanto desde el punto de vista miliar como político, tal vez el papel más importante en la región.

Despierta expectativas

No es inusual que políticos prominentes le pidan audiencia al Papa. Tampoco extraña que jefes de Estado y de Gobierno sean recibidos en el Vaticano dos veces. Pero es llamativo que el líder de una nación se reúna con la máxima autoridad de la Iglesia católica tres veces, como lo hará este jueves el presidente de Rusia, Vladimir Putin.
El argentino Jorge Mario Bergoglio iba por el octavo mes de su pontificado cuando el "hombre fuerte” de Moscú lo visitó oficialmente en noviembre de 2013. La última vez que se estrecharon la mano fue en junio de 2015. ¿Qué intereses los llevan a encontrarse nuevamente cara a cara?
En 2013 conversaron sobre la posibilidad de impulsar una iniciativa de paz en Siria, donde el Gobierno de Bashar al Assad –aliado de Putin en el Cercano Oriente– estaba sitiado por sus opositores y la minoría cristiana del país padecía calamidades tras el estallido de una guerra civil en 2011.
En 2015, un año después que comenzara la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte de la Federación Rusa, Putin y el papa Francisco dedicaron cincuenta minutos a hablar sobre el conflicto entre el Gobierno de Kiev y los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, y coincidieron en que el diálogo debía ser retomado.

Intereses y agendas

En la Unión Europea se espera que, en su tercera cita, Putin y el Papa discutan nuevamente sobre la cuestión ucraniana. En América se fantasea con que abordarán la crisis venezolana. Y fuentes cercanas al Vaticano dan por sentado que conversarán nuevamente sobre la situación de los cristianos en el Próximo Oriente.
Pero hay otro tópico que está generando expectativas: hasta ahora, ningún Papa ha puesto pies en los dominios de la Iglesia ortodoxa rusa. El Vaticano tiene a Rusia en la mira a más tardar desde el pontificado de Juan Pablo II y desde hace mucho se especula sobre la posibilidad de que Francisco viaje a Moscú.
No obstante, los jerarcas de la Iglesia católica miden sus palabras al referirse a ese tema. Una visita papal a Rusia "no está descartada, pero tampoco es necesaria”, dijo recientemente el arzobispo católico de Moscú, el italiano Paolo Pezzi, en entrevista con Radio Vaticano.
Y es que los mandamases de la Iglesia ortodoxa rusa celan muy explícitamente sus áreas de influencia. Hace cuatro semanas, el obispo metropolitano Hilarión –encargado de los asuntos exteriores del patriarcado ortodoxo de Moscú– subrayó que, "de momento”, la presencia de Francisco en Rusia "no estaba en la agenda de las relaciones bilaterales”.

Brecha entre iglesias
Al ser consultado al respecto por el sitio online suizo cath.ch, Hilarión agregó que "en nuestra Iglesia hay muchos obispos, sacerdotes y feligreses que no están preparados para recibirlo”.
Los resultados de algunas encuestas refutan esa declaración. En 2016, tres de cada cuatro ciudadanos rusos se pronunciaron a favor de que el Papa visitara su país; ese fue el año en que Francisco se reunió con Cirilo I, patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, en territorio neutral: en el aeropuerto de La Habana, Cuba.
Eso no lo había hecho ningún Papa desde el Cisma de 1054 que separó a la cristiandad occidental de la oriental.
Un año más tarde, en 2017, el Secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, se convirtió en el funcionario vaticano de mayor rango en visitar Moscú desde 1999. Parolin habló con el presidente ruso y también con altos representantes de la Iglesia ortodoxa local; es muy probable que vuelva a intercambiar palabras con Putin cuando éste visite al Papa este jueves. ¿Qué opina Cirilo I sobre este nuevo contacto? No falta quien diga que el patriarca tiene celos de la popularidad de Francisco.

martes, 2 de julio de 2019

El Vaticano dice que las leyes no pueden obligar a romper el secreto de confesión

CIUDAD DEL VATICANO.- El Vaticano reafirmó la enseñanza católica que indica que los sacerdotes no pueden revelar lo que conocen a través de la confesión, en aparente respuesta a iniciativas en Australia y otros países que buscan obligarles a hacerlo en casos de abusos sexuales. 

Un documento de la Penitenciaria Apostólica del Vaticano, que se ocupa de los asuntos relativos al sacramento de la confesión, indicó que ningún gobierno o ley puede obligar a los clérigos a violar el sello, “porque este cometido procede directamente de Dios”, al tiempo que se quejó del “preocupante prejuicio negativo contra la Iglesia Católica”.
Los sistemas legales de la mayoría de países respetan el derecho religioso de un cura a no revelar lo que conoció durante la confesión, un mecanismo similar al privilegio abogado-cliente. No obstante, la crisis generada por los abusos sexuales que ha complicado a la Iglesia Católica en todo el mundo ha hecho que este derecho sea cada vez más puesto en duda.
En Australia, una investigación sobre abusos infantiles recomendó la introducción de una ley que obligue a los líderes religiosos a denunciar estos casos, incluidos los sacerdotes que haya conocido los hechos en confesión.
Hasta la fecha, dos de los ocho estados australianos han aprobado leyes que consideran un delito que un sacerdote se guarde información sobre abusos escuchada en confesión. Otros siguen evaluando su respuesta.
En mayo, el Senado estatal de California aprobó una ley que exige la violación del secreto de confesión si un cura conoce o sospecha de un abuso sexual en el transcurso de una confesión de un compañero religioso o de un trabajador de la Iglesia.
Los líderes eclesiásticos de Estados Unidos y Australia se opusieron a estas leyes y el documento les apoyó sin ambages. “Cualquier acción política o iniciativa legislativa que busque romper la inviolabilidad del sello sacramental constituiría una ofensa inaceptable contra la (libertad de la Iglesia)”, indicó.
“(La Iglesia) no recibe su legitimidad de los Estados individuales, sino de Dios; esto (romper el sello) constituiría también una violación de la libertad religiosa, fundamental legalmente para todas las restantes libertades, incluida la de conciencia de los ciudadanos individuales, tanto penitentes como confesores”, señaló.

sábado, 29 de junio de 2019

El fontanero español de Wojtyła: Franco, Navarro-Valls y el verano de los tres papas


MADRID.- Las negociaciones entre el Vaticano y el Gobierno socialista sobre la exhumación de Franco han generado varios momentos memorables para la semiótica y la comunicación política. Se podrían resumir así: el Vaticano manda un mensaje exquisitamente ambiguo sobre su posición —en el que no dice ni sí ni no a la exhumación de Franco, sino todo lo contrario— y el Gobierno se apresura a venderlo como un sí rotundo a sacar al dictador del Valle de los Caídos... Pero no hemos venido aquí a hablar del Gobierno sino del Vaticano, y de su ya legendaria capacidad para decir solo lo que quiere decir (que pueden ser muchas cosas, nada en absoluto o todo ello a la vez), se relata en El Confidencial

Si le parece que estas sutilezas comunicativas de la diplomacia vaticana rozan la opacidad, quizá no se equivoque, pero no es menos cierto que eran mucho más agudas hace cuatro décadas, cuando aterrizó ahí el murciano Joaquín Navarro-Valls (1936-2017) para intentar que el Vaticano empezara a hablar un poco más a las claras (dentro de sus tradicionales límites nebulosos).
Navarro-Valls era el corresponsal setentero de ‘ABC’ para Italia y el Mediterráneo Oriental. En el Vaticano cubrió el siniestro estío de 1978, el verano de los tres papas, con el fallecimiento de Pablo VI, la elección de Juan Pablo I, su repentina muerte, y la sorprendente elección de Juan Pablo II, 'thriller' religioso plasmado por Navarro-Valls en el libro Fumata blanca.
Seis años después, Wojtyla le nombró director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, y más tarde, portavoz, cargos que conservaría durante los primeros 15 meses de papado de Benedicto XVI. Fueron 22 años al frente de la comunicación del Vaticano con cierta aureola mítica: Navarro-Valls, numerario del Opus Dei, modernizó la comunicación del Vaticano. He aquí la tesis del libro ‘Navarro-Valls. El portavoz’, editado por su hermano Rafael Navarro-Valls, en el que varios periodistas y académicos del entorno amable de Navarro-Valls glosan su carrera.

El poder de la comunicación

La idea de Navarro-Valls cuando llegó al cargo era la siguiente. “La información proveniente del Vaticano ya no tenía que ser considerada como una fuente meramente religiosa, relevante solo para el mundo católico, sino que el Vaticano tenía que ser considerado como una de las principales instituciones mundiales. La figura del papa tenía que convertirse en un punto de referencia prioritario en el escenario mundial. 
Para lograrlo, había que modernizar las estructuras informativas de la Santa Sede. El papa lo entendió y lo aceptó… Entendió —y así se lo dijo— que la gente tenía derecho a ser informada y que, por lo tanto, el Vaticano tenía que respetar ese derecho”, cuenta en el libro Valentina Alazraki, corresponsal de Televisa en Roma.
Un sector del Vaticano veía el exceso de comunicación como una pérdida de poder y de control
Fue un hombre clave, por tanto, del mediático papado de Juan Pablo II, pero no sin resistencias iniciales: un sector de las altas instancias vaticanas pensaba entonces (y ahora) que la opacidad es poder, pero Navarro-Valls entendió que la comunicación también era poder. 
“Nadie en la Secretaría de Estado del Vaticano era consciente de la estrecha relación que existía entre gobierno y comunicación: en el sentido de que la eficacia de una línea de gobierno depende inevitablemente de su comunicación… El doctor Navarro era absolutamente consciente de eso… Pero en una realidad compleja como la del Vaticano, nada resulta fácil. Y la relación entre el gobierno y la comunicación tuvo que construirse y reconstruirse contra posiciones y actitudes que desconfían de la comunicación o la ven como una pérdida de poder y de control”, explica en el libro Federico Lombardi, antiguo director de Radio Vaticano.
“Tienen miedo a la prensa', decía Navarro-Valls, ‘y yo trato de ayudarlos’. Y eso era muy cierto. Al profesionalizar el servicio de información del Vaticano, también enseñó al clero a hablar con los reporteros, y esto fue una novedad para la mayoría de ellos”, escribe Janne Haaland Matlary, profesora de Política Internacional de la Universidad de Oslo y secretaria de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores (1997-2000).
El trato directo con el papa le ayudó a eludir las resistencias internas: tenía el respaldo del jefe supremo
Hablamos con Rafael Navarro-Valls —jurista y catedrático de la UCM— para conocer las claves del trabajo de su hermano: 1) “Joaquín le hizo ver a Juan Pablo II que la diplomacia tenía que ser más transparente, guardando las naturales reservas”. 2) “La sala de prensa del Vaticano era un poco desastre a su llegada. Faltaban expertos. Convenció al papa de dar un giro de 180 grados. 
‘Doctor Navarro: usted haga lo que tenga que hacer', solía decirle Juan Pablo II. Este libro se acaba de presentar en el Vaticano; durante el acto, se mencionó varias veces la ‘revolución’ comunicativa llevada a cabo por Joaquín”. 3) “Cuando le ofrecieron el cargo, exigió trato directo con su jefe, es decir, con el papa. Evidentemente, esto no gustó a una serie de mandos intermedios del Vaticano: querían seguir actuando con la opacidad habitual. Joaquín rompió con esta opacidad en asuntos tan delicados como la enfermedad del papa y la persona que atentó contra Juan Pablo II. 
El trato directo con el papa le ayudó a eludir las resistencias internas: tenía el respaldo del jefe supremo”.
Insistamos en este último punto: las resistencias internas dentro de un mundo poco dado a los cambios. “Su gran autonomía no gustaba en la Secretaría de Estado y creaba fricciones. La forma de informar sobre la salud del papa, que quería que fuera totalmente transparente, le causó varios problemas. 
Por ejemplo: en una ocasión el papa se cayó en el baño y se rompió el fémur. Joaquín lo contó tal cual a los periodistas. Hubo quienes lo cuestionaron y le preguntaron por qué había mencionado lo del baño… ‘¿Acaso el papa no tiene un baño?’, replicó Valls”, según cuenta Alazraki en el libro.
"El Vaticano tiene miedo a la prensa", decía Navarro-Valls
La curia "no apreció al comienzo su libertad —consecuencia de su relación personal con Juan Pablo II—, y en repetidas ocasiones trató de redimensionarla”, según escribe Luigi Accattoli, escritor y periodista en ‘La Repubblica’ y ‘Corriere della Sera’, que añade: “La curia llegó a apreciar, con el paso de los años, los resultados de su obra, es decir, su ROI, ‘return on image’, el ‘beneficio de imagen’ para la figura del papa y de la institución vaticana".

Willy Fog

Navarro-Valls, que había sido cocinero antes que fraile, no solo aprendió a modular la opacidad interna: también sabía cómo alimentar a la prensa. “La Santa Sede debía presentarse no como el adversario conservador sino como una fuerza positiva para el cambio en el mundo… Típicamente suyo era pensar en algún ‘cebo’ sorprendente para dar a la prensa; algo de ‘comida’… Reconocía que tenían un trabajo que hacer y que debían encontrar algo sobre lo que escribir, y siempre estaba dispuesto a reunirse con periodistas de varios medios de comunicación. ‘Aprender a jugar con la prensa’, decía en momentos más cínicos”, recuerda Janne Haaland Matlary.
Pero hay más: Navarro-Valls se acabó convirtiendo en el fontanero de Wojtyla: los viajes internacionales fueron estratégicos para Juan Pablo II, el Willy Fog de los papas, y Navarro-Valls se dedicó a desatascar las cañerías de los lugares que visitaba el pontífice, incluida la histórica y compleja visita a Cuba (enero de 1998).
El momento decisivo de las negociaciones Vaticano/Cuba lo protagonizaron Fidel Castro y Navarro-Valls durante una de esas largas veladas nocturnas en La Habana en las que Castro estudiaba a su interlocutor al tiempo que le pasaba un rodillo dialéctico por encima.
“Joaquín habló durante horas con Castro. Me contó que Fidel estaba fascinado por la figura de Juan Pablo II, había leído sus encíclicas, pero quería saber por Joaquín quién era el papa como hombre”, cuenta Alazraki.
Resumiendo: duelo de titanes de la comunicación. El largo verano del siglo XX y la Guerra Fría.

lunes, 17 de junio de 2019

El Vaticano estudiará la ordenación de hombres casados en zonas aisladas y valorar el papel femenino

CIUDAD DEL VATICANO.- En el próximo Sínodo de los obispos que se celebrará en octubre sobre los problemas de la región de la Amazonía se propondrá la ordenación sacerdotal de hombres casados para poder garantizar los sacramentos en las zonas más aisladas.

Así se lee en el "Instrumentos laboris", el documento de trabajo con el que los obispos de los países involucrados debatirán en el Sínodo sobre la Amazonía que se celebrará en Roma del 6 al 27 de octubre, balo el lema: "La Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral".
La escasez de sacerdotes y misioneros se hace aún más patente en las grandes extensiones de Latinoamérica y sobre todo en la Amazonía, que comprende parte de Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guayana, Suriname y Guayana Francesa, y donde la iglesia católica experimenta muchas dificultades y donde cerca el 70 % de las comunidades de la región no tiene acceso a la misa semanal.
Por ello, en el documento se propone recuperar "aspectos de la Iglesia primitiva" como los llamados "viri probati", hombres casados con fe demostrada, lo que el papa Francisco podría autorizar tras la conclusión de este Sínodo.
Entre las sugerencias en el documento del trabajo se lee que aunque "afirmando que el celibato es un don para la Iglesia, se pide que, para las zonas más remotas de la región, se estudie la posibilidad de la ordenación sacerdotal para personas ancianas, preferentemente indígenas, respetadas y aceptadas por su comunidad, aunque tengan ya una familia constituida y estable, con la finalidad de asegurar los Sacramentos que acompañen y sostengan la vida cristiana".
Se sugiere también además "promover vocaciones autóctonas de varones y mujeres" y sobre todo de "indígenas que prediquen a indígenas desde un profundo conocimiento de su cultura y de su lengua".
Asimismo, también se insta a los obispos a "identificar el tipo de ministerio oficial que puede ser conferido a la mujer, tomando en cuenta el papel central que hoy desempeñan en la Iglesia amazónica".
Se hace notar que "en el campo eclesial la presencia femenina en las comunidades no es siempre valorada" y "se reclama el reconocimiento de las mujeres desde sus carismas y talentos".
También se pide que "se escuche la voz de las mujeres, que sean consultadas y participen en las tomas de decisiones, y puedan así contribuir con su sensibilidad a la sinodalidad eclesial".
"Que la Iglesia acoja cada vez más el estilo femenino de actuar y de comprender los acontecimientos", se lee en el documento.

miércoles, 12 de junio de 2019

El Vaticano condena la teoría de género como un intento de destruir la naturaleza

CIUDAD DEL VATICANO.- El Vaticano condenó la teoría de género como parte de un “concepto confuso de libertad”, y dijo en un nuevo documento que la idea de que el género está determinado por lo que siente una persona en lugar de la biología es un intento de “aniquilar la naturaleza”. 

Los defensores de los derechos LGBT criticaron el documento de 30 páginas, denominado “Hombre y mujer: Él los creó”, como dañino y confuso, y dijo que alentaría el odio y la intolerancia.
El documento, el primero del Vaticano sobre teoría de género, fue escrito por la Congregación para la Educación Católica como una “instrucción” para los educadores sobre cómo abordar el tema de la teoría de género en línea con la enseñanza de la Iglesia.
La publicación coincide con la celebración del “Mes del Orgullo” de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero en todo el mundo, que demandan la aceptación de la idea de que el género es más complejo que las categorías binarias y que no sólo depende de los rasgos sexuales visibles.

lunes, 10 de junio de 2019

El Vaticano emite noticias en el idioma de la antigua Roma

CIUDAD DEL VATICANO.- Amigos, romanos y amantes del latín: presten sus oídos al Vaticano. Radio Vaticano inició su primer boletín informativo regular en el idioma de César y Cicerón. 

Llamada “Hebdomada Papae, Notitiae Vaticanae latine reddiate” (“La semana del Papa, noticias del Vaticano en lengua latina”), es la última de una serie de iniciativas para ampliar el uso del latín, que una vez fue un elemento básico de la educación en Europa occidental y el idioma de todos los servicios católicos romanos.
Este mes Hebdomada Aenigmatum, un nuevo libro de crucigramas en latín y griego antiguo, el primero sin ayuda ni definiciones en idiomas modernos, ha sido un éxito en las librerías de Italia.
La emisión semanal de Radio Vaticano, que comenzó el sábado, duró cinco minutos y fue seguida de programa de media hora de duración con conversaciones en latín y consejos en italiano sobre el uso del idioma de la antigua Roma en un entorno moderno.
“Queríamos que el lenguaje oficial de la Iglesia se experimentara en las noticias, como lo es en la transmisión diaria de una misa en latín”, dijo Andrea Tornielli, director editorial de comunicaciones del Vaticano.
El programa será producido por el equipo de noticias de la radio y el departamento del Vaticano que traduce y escribe documentos oficiales en latín.
Luca Desiata, un hombre de negocios italiano que publicó el libro de crucigramas en latín, dijo que Internet ha ayudado a revivir el interés en el idioma justo cuando más y más escuelas alrededor del mundo han dejado de enseñarlo.
“Ahora tenemos Wikipedia en latín (“Vicipaedia Latina”), unos 40 grupos latinos de Facebook en todo el mundo - y la cuenta de Twitter del Papa en latín es seguida por casi un millón de personas”, dijo. “No está mal para una lengua muerta.”
A Desiata se le ocurrió la idea del libro de crucigramas después de publicar una revista semanal digital sobre rompecabezas latinos durante cinco años que atrajo a 10.000 suscriptores.
En 2012, el Papa Benedicto XVI fundó la Academia Pontificia de Estudios Latinos para promover el uso del latín en la Iglesia y fuera de ella.
Se han hecho muchos intentos para revivir el latín. Algunos han intentado actualizarlo introduciendo nuevas palabras para cosas que no existían en la época del Imperio Romano - no todas ellas muy funcionales.
Hace años, el Padre Carlo Egger, uno de los mayores expertos en latín del Vaticano, inventó el “machina linteorum lavatoria” para la lavadora; el “escariorum lavator” para el lavavajillas; el “autocinetorum lavatrix” para el lavado de coches - y el “sphaeriludium electricum numismate actum” para el pinball.

sábado, 8 de junio de 2019

El Papa pone coto al negocio de los milagros en Lourdes


CIUDAD DEL VATICANO.- El santuario de Lourdes funciona como un tiro. Los números cada vez son mejores: crecen las visitas y aumenta el presupuesto. Pero los peregrinos se han convertido en clientes o turistas, objetos de deseo de la caja registradora. Reciben un trato demasiado lejano al de unos devotos que viajan hasta este lugar remoto para la oración en busca de algún milagro, sostiene la Santa Sede, y recoge El País, en Madrid. 

Sobra marketing, en suma, y falta algo de fe. Así que, tras el veredicto del arzobispo Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, a quien Francisco confió la tarea de mejorar el cuidado pastoral de los santuarios, el Papa ha decidido intervenir Lourdes para que recupere su dimensión más espiritual y abandone su deriva empresarial. 

Lourdes es la joya de la corona de los milagros. Desde que la niña Bernadette Soubirous afirmó haber presenciado casi una veintena de apariciones de la Virgen María en la gruta de Massabielle, hace 161 años, se han contabilizado unos setenta milagros validados y más de 7.000 curaciones sin explicación científica. 

Medallas, souvenirs religiosos y locales tematizados conforman el valle de los Pirineos que se ha convertido en una suerte de parque temático del que viven la mayoría de sus 15.000 habitantes.

Las finanzas del cielo siempre fueron difíciles de gestionar. Lourdes, sin embargo, era una excepción en estos momentos. Francisco ha ignorado este dato y ha decidido intervenir el lugar. 

El jueves mandó a monseñor Antoine Hérouard, obispo auxiliar de Lille, para sustituir temporalmente al pastor de dicha diócesis, Nicolas Jean René Brouwet, y poner orden. Tras años de crisis, en 2016 se nombró como director al economista Thierry Lucereau para sanear las cuentas y relanzar el santuario que, además, había perdido numerosos peregrinos. Y funcionó. 

Pero el Vaticano, tal como ha expresado en su web a través del director editorial de la Santa Sede, cree que ahora se debe “acentuar la primacía espiritual sobre la tentación de subrayar demasiado el aspecto empresarial y financiero, y quiere promover cada vez más la devoción popular que es tradicional en los santuarios".

Los enviados del Papa leyeron su carta el jueves en Lourdes, uno de los centros de peregrinación más concurridos del mundo (alrededor de tres millones de visitantes, pero no existe una cifra exacta). Los capellanes y los gestores del santuario descubrieron de repente que no era suficiente con que el santuario funcionase económicamente y hubiese salido de su crisis. La misión del lugar estaba siendo pervertida. 

“Tras las verificaciones correspondientes, quiero saber qué otras formas puede adoptar el santuario, además de las múltiples ya existentes, para convertirse cada vez más en un lugar de rezo y testimonio cristiano acorde con las exigencias del pueblo de Dios”.

El personal del santuario hace tiempo que no estaba contento. La subida de precios, el trato a los peregrinos y las exigencias laborales habían sublevado a algunos de ellos. El gestor contratado en 2016 como manager, Guillaume de Vulpian, un exdirectivo de Renault, llevó a cabo su objetivo saneando las cuentas (tenían un agujero de 2,3 millones de euros) e incrementando el presupuesto hasta unos 30 millones de euros. 

Todo ello se hizo a cuenta, entre otras cosas, de subir la tasa de pernoctación de 2 a 2,5 euros al día y de exprimir al límite a algunos de los 330 empleados, muchos en edad de jubilación.

El Vaticano considera que se dejaron de lado las necesidades de los visitantes, que en ocasiones son enfermos que han viajado miles de kilómetros en busca del milagro que les cure. Francisco, que a menudo critica en sus discursos estas prácticas en las multinacionales, hace tiempo que intenta que no suceda en los organismos de la propia Iglesia.

lunes, 3 de junio de 2019

El Papa pide a los políticos que no siembren odio


ROMA.- El papa Francisco expresó este domingo que los políticos no deben "nunca sembrar odio y miedo" en respuesta a una pregunta sobre Matteo Salvini, el hombre fuerte de Italia y líder de la extrema derecha.

El pontífice dijo a los periodistas, en el vuelo de regreso de un viaje de tres días a Rumania, que sería "muy imprudente" de su parte expresar una opinión sobre el Viceprimer Ministro y Ministro del Interior, que encabeza el partido anti-inmigrante de La Liga.

Insistió en que la razón por la que no había recibido a Salvini, que regularmente lleva un rosario católico en sus mítines, era simplemente que el ministro no había solicitado una audiencia privada.
"Rezo por todos, para que los italianos avancen, para que se unan", dijo, días después de que los partidos de extrema derecha de Italia ganaran más del 40% en las elecciones europeas, en gran parte gracias a su mensaje contra la inmigración.
"Debemos ayudar a los políticos a ser honestos (...) Nunca debe un político sembrar odio y miedo, nunca", expresó.

También aseguró que "Vemos fronteras en Europa y no sirven para nada. Por favor, no dejen que Europa sea derrotada por el pesimismo o las ideologías".
"Europa no está siendo atacada por armas o bombas, sino por ideologías", sentenció.

domingo, 2 de junio de 2019

El Papa pide perdón al pueblo gitano por el maltrato antes de dejar Rumanía

BUCAREST.- El papa Francisco pidió hoy perdón a la comunidad gitana por "la discriminación, segregación y maltrato" que ha sufrido a lo largo de la historia, también por parte de los cristianos.

El pontífice acabó su viaje pastoral al país balcánico con una visita a la ciudad transilvana de Blaj (centro) y acudió a su periferia para tener un encuentro con el pueblo gitano, que representa al menos al 3 % de la sociedad rumana y que vive a menudo estigmatizado y marginado.

Francisco llegó al barrio Barbu Lautaru de Blaj y, dentro de una nueva y modesta iglesia gestionada por el clero greco-católico, se dirigió a la comunidad gitana que le escuchaba para pedir perdón.
"Llevo un peso en el corazón. Es el peso de las discriminaciones, de las segregaciones y de los maltratos que han sufrido vuestras comunidades. La historia nos dice que también los cristianos, también los católicos, no son ajenos a tanto mal", confesó el papa.
Y agregó: "Quisiera pedir perdón por esto. Pido perdón en nombre de la Iglesia al Señor y a vosotros por todo lo que a lo largo de la historia os hemos discriminado, maltratado o mirado de forma equivocada, con la mirada de Caín y no con la de Abel".
Rodeado de niños gitanos que le escuchaban sentados en el suelo, afirmó: "no fuimos capaces de reconoceros, valoraros y defenderos en vuestra singularidad".
"A Caín no le importa su hermano. La indiferencia es la que alimenta los prejuicios y fomenta los rencores ¡Cuántas veces juzgamos de modo temerario, con palabras que hieren, con actitudes que siembran odio y crean distancias!", lamentó.
Y es que, en su opinión, "cuando alguien es postergado la familia humana no camina, no somos en el fondo cristianos, ni siquiera humanos, si no sabemos ver a la persona antes que sus acciones, antes que nuestros juicios y prejuicios".
El papa argentino, pendiente siempre las periferias geográficas y existenciales, cerró así su trigésimo viaje internacional y una jornada que arrancó con el recuerdo de la persecución religiosa en los tiempos del régimen comunista, en el siglo pasado.
Francisco declaró beatos a siete obispos greco-católicos que fueron torturados y asesinados por la dictadura comunista que controló el país tras la Segunda Guerra Mundial: Ioan Suciu, Iuliu Hossu, Vasile Aftenie, Ioan Balan, Valeriu Traian Frentiu, Tit Liviu Chinezu y Alexandru Rusu.
Los nuevos beatos son obispos que no cayeron en la deslealtad a Roma y no se pasaron a la iglesia ortodoxa, tal y como pedían los mandos políticos del momento, y fueron confinados en cárceles, sometidos a trabajos forzados y a condiciones infrahumanas y hambre.
En la misa de beatificación, en rito bizantino, se expusieron sus reliquias y el papa dedicó su homilía a advertir que también en los tiempos actuales hay ideologías que someten y alienan a la persona.
"Los nuevos beatos sufrieron y dieron su vida, oponiéndose a un sistema ideológico que rechazaba la libertad y coartaba los derechos fundamentales de la persona humana", recordó el papa ante miles de fieles, pero sin mencionar en ningún momento al régimen comunista.
Francisco arremetió entonces contra los sistemas políticos o sociales que priorizan a "los intereses particulares, rótulos, teorías, abstracciones e ideologías" por encima del bienestar de la gente.
Y asimismo lanzó una advertencia en presente: "También hoy reaparecen nuevas ideologías que de forma sutil buscan imponerse y desarraigar a nuestros pueblos de sus más ricas tradiciones culturales y religiosas", dijo.
"Colonizaciones ideológicas que desprestigian el valor de la persona, la vida, el matrimonio y la familia y dañan con propuestas alienantes, tan ateas como en el pasado, especialmente a nuestros jóvenes dejándolos desprovistos de raíces para crecer", alertó.
Y añadió: "Entonces todo se vuelve irrelevante si no sirve a los propios intereses inmediatos empujando a las personas a aprovecharse de otras y a tratarlas como meros objetos. Son voces que, sembrando miedo y división, buscan cancelar y sepultar el más rico de los legados que estas tierras vieron nacer", dijo sobre la tolerancia.
Con esta jornada en la transilvana Blaj, el papa ha zanjado un viaje internacional de tres días con el que ha tratado de estrechar lazos con la mayoritaria Iglesia ortodoxa y ha alentado en la fe a la minoría católica de este país de Europa del este.

Se espera un efecto dominó que llevará al cumplimiento de 'Gesara' / Guillermo Herrera *

Muchas de las reuniones secretas de la Alianza Terrestre celebradas en el pasado tuvieron lugar en Mónaco.

El plan para desmontar la Reserva Federal y fabricar una guerra comercial entre Estados Unidos y China fue creado en 2010 por la Alianza Terrestre.

El propósito de la guerra comercial entre Estados Unidos y China es restablecer los términos comerciales entre las naciones y crear un comercio justo.

GESARA
El concepto de Nesara se originó a partir de un caso de reclamaciones agrícolas, ganado en 1993.

Bill Clinton se negó a firmar Nesara como ley, y una operación encubierta ocurrió poco después para forzarlo a firmarla en secreto.

Nesara evolucionó hasta convertirse en Gesara con el tiempo, lo cual es ahora un acuerdo mundial secreto que deben cumplir todos los países.

Se espera que ocurran múltiples acontecimientos creando un efecto dominó que completará la transición hacia el cumplimiento de Gesara a nivel mundial.

EUROPA
El Brexit servirá de ejemplo para que todos los países europeos devuelvan su soberanía de la UE, desmontando así a la UE.

La implosión del Deutsche Bank provocará el colapso de las acciones europeas.

La declaración de la ley marcial y la promulgación de la Ley de Insurrección para iniciar acusaciones masivas provocará el desplome de las acciones en los Estados Unidos.

NUEVO SISTEMA
Estos acontecimientos provocarán el derrumbe del sistema financiero mundial fiduciario y darán razones para implementar el nuevo Sistema Financiero Cuántico (QFS).

El QFS repondrá toda la liquidez necesaria con bonos respaldados por oro.

Todos los países se verán obligados a utilizar una moneda estándar de oro.

Todos los tipos de cambio se revalorizarán en función de la cantidad de oro físico en cada país.

Se espera que la revalorización de las monedas comience antes de que empiece el colapso financiero.

La redención de las monedas de la cesta de revalorización se realizará a través del QFS dormido.


 (*) Periodista español

El Papa Francisco alerta de una colonización ideológica que busca alienar a la persona

BUCAREST.- El Papa Francisco alertó este domingo de que en la actualidad se da una colonización ideológica que busca desarraigar y alienar a las personas como en el pasado, durante la beatificación de 7 obispos greco-latinos torturados por los comunistas en Rumanía.

En su último día en el país balcánico, el pontífice acudió a Blaj (centro), sede la Iglesia greco-católica, para declarar beatos a estos obispos que, como muchos otros, fueron perseguidos, confinados y torturados hasta la muerte tras la Segunda Guerra Mundial.
"Los nuevos beatos sufrieron y dieron su vida, oponiéndose a un sistema ideológico que rechazaba la libertad y coartaba los derechos fundamentales de la persona", recordó el papa tras la beatificación, ante miles de fieles que acudieron a la ceremonia.
Francisco arremetió contra los sistemas políticos o sociales que dan prioridad a "los intereses particulares, rótulos, teorías, abstracciones e ideologías" por encima del bienestar de la gente.
El pontífice asimismo lanzó una advertencia en presente: "También hoy reaparecen nuevas ideologías que de forma sutil buscan imponerse y desarraigar a nuestros pueblos de sus más ricas tradiciones culturales y religiosas", dijo.
"Colonizaciones ideológicas que desprestigian el valor de la persona, la vida, el matrimonio y la familia y dañan con propuestas alienantes, tan ateas como en el pasado, especialmente a nuestros jóvenes dejándolos desprovistos de raíces para crecer", alertó.
Y añadió: "Entonces todo se vuelve irrelevante si no sirve a los propios intereses inmediatos empujando a las personas a aprovecharse de otras y a tratarlas como meros objetos. Son voces que, sembrando miedo y división, buscan cancelar y sepultar el más rico de los legados que estas tierras vieron nacer", dijo sobre la tolerancia.
La ceremonia tuvo lugar en el "Campo de la Libertad" de Blaj, donde precisamente en 1948 el Gobierno comunista rumano exigió a los fieles y al clero greco-latino que abandonaran la fe católica y se unieran a la Iglesia ortodoxa, lo que derivó en años de persecución.
Francisco recordó que la tierra de Blaj, en Transilvania, "conoce bien el sufrimiento de la gente cuando el peso de la ideología o de un régimen es más fuerte que la vida y se antepone como norma a la misma vida y a la fe de las personas".
Uno de los nuevos beatos es el obispo Ioan Suciu (Blaj, 1907), detenido como todos los demás jerarcas greco-católicos por negarse a sumarse a la Iglesia ortodoxa. Falleció en 1953 en la prisión rumana de Sighet, donde sufrió hambre, frío y torturas.
Monseñor Iuliu Hossu (Milas, 1885) fue arrestado por el Gobierno comunista en 1948 y se le privó de la libertad hasta su muerte en 1970, y el papa Pablo VI le nombró cardenal "in pectore", en secreto, convirtiéndose en el primer rumano en recibir la púrpura.
El obispo Vasile Aftenie (Lodroman, 1899) fue arrestado en 1948 y confinado en el monasterio ortodoxo de Caldarusani, transformado en campo de concentración, hasta que un año después fue sometido a torturas, mutilado y encarcelado hasta su muerte en 1950.
Por su parte Ioan Balan (Teius, 1880) se negó a pasar a la Iglesia ortodoxa y, como otros obispos, fue detenido en Caldarusani en 1949 y vivió aislado en varias celdas, gravemente enfermo, hasta su muerte en 1959.
El jerarca Valeriu Traian Frentiu (Resita, 1875) murió en Sighet en 1952, dos años después de su arresto, pues no pudo soportar las torturas, y fue enterrado en la fosa común del Cementerio de los Pobres para evitar peregrinaciones a su tumba.
Por su parte Tit Liviu Chinezu (Huduc, 1904) murió en 1955 en Sighet, tras sufrir los trabajos forzados, y fue consagrado obispo en la clandestinidad por otros prelados greco-católicos cautivos.
Por último el obispo Alexandru Rusu (Saulia, 1884) fue condenado a 25 años de trabajos forzados en 1957 por "alta traición" y seis años después enfermó y murió en prisión.

sábado, 1 de junio de 2019

El Papa anima en su visita a Rumanía a acabar con los "viejos y actuales rencores"

BUCAREST.- El Papa Francisco pidió este sábado transformar "los viejos y actuales rencores" en Rumanía en "nuevas oportunidades de comunión", durante la misa que ofició en el santuario mariano de Sumuleu-Ciuc, uno de los más importantes para la minoría católica.

En su segundo día de viaje a Rumanía, Francisco lanzó un mensaje de unión entre las distintas identidades sociales y religiosas del país, de mayoría ortodoxa, y acudió a la región de Transilvania, donde se concentra gran parte de los católicos y rumanos húngaros.
En una explanada próxima al santuario, el pontífice les recordó en su homilía que la peregrinación al templo representa a un pueblo "cuya riqueza son sus mil rostros, culturas, lenguas y tradiciones".
Por esa razón pidió: "No nos dejemos robar la fraternidad por las voces y las heridas que alimentan la división y fragmentación".
"Los complejos y tristes acontecimientos del pasado no se deben olvidar o negar, pero tampoco pueden constituir un obstáculo o un motivo para impedir una anhelada convivencia fraterna", señaló.
Francisco sostuvo que "peregrinar significa sentirse convocados e impulsados a caminar juntos pidiéndole al Señor la gracia de transformar viejos y actuales rencores y desconfianzas en nuevas oportunidades para la comunión".
Así como "descubrir y transmitir la mística de vivir juntos, de no tener miedo a mezclarnos, encontrarnos y ayudarnos".
"Es el compromiso de luchar para que los rezagados de ayer, sean los protagonistas del mañana, y los protagonistas de hoy no se vuelvan los rezagados del mañana. Lo cual requiere el trabajo artesanal de tejer juntos el futuro", defendió el papa.
"Por eso estamos aquí para decir juntos: Madre enséñanos a hilvanar el futuro", proclamó desde el corazón de Rumanía, un país en el que la minoría católica sufrió la persecución del régimen comunista y las tensiones con la mayoritaria Iglesia ortodoxa.
A la misa asistieron la primera ministra rumana, Viorica Dancila, y el presidente de Hungría, János Áder, dada la gran presencia de rumanos de etnia húngara en Transilvania, que perteneció al Imperio Astro-húngaro hasta su desintegración tras la I Guerra Mundial.
El santuario mariano de Sumuleu-Ciuc, al pie de los Cárpatos, de estilo barroco y situado en un monasterio franciscano, es una meta histórica de peregrinaje para los católicos de etnia y lengua húngara de Rumanía y de otros países.
Francisco donará a la talla de madera de la Virgen del santuario la "Rosa de Oro" que los papas entregan en sus peregrinaciones marianas: se trata de un jarrón con el escudo pontificio del que salen dos rosas en oro de 24 quilates y con sus pétalos en resina.
Francisco llegó al lugar en papamóvil, saludando a los miles de fieles que le esperaban, y después de un largo viaje desde Bucarest, primero en avión y después en coche hasta Sumuleu-Ciuc, pues las adversas condiciones climáticas impidieron el uso del helicóptero.
Es la primera vez que un papa acude a la región de Transilvania, pues Juan Pablo II finalmente no acudió en su histórico viaje a Rumanía hace exactamente veinte años, en 1999.

viernes, 31 de mayo de 2019

Recepción calurosa en Rumania a Francisco, que aboga por el diálogo


BUCAREST.- El papa Francisco fue calurosamente recibido el viernes en la Rumania ortodoxa al comienzo de una visita de tres días destinada a abogar por el diálogo entre religiones y apoyar a los más desfavorecidos y a las minorías.

"Cuando una sociedad se preocupa más por la suerte de los desfavorecidos, más puede considerarse de verdad civilizada", afirmó el papa tras su llegada, en un discurso pronunciado en presencia del presidente rumano Klaus Iohannis.
Francisco llegó este viernes a Rumania, para reiterar su voluntad de diálogo con los ortodoxos, pero también para recordar la represión soviética y mostrar su cercanía con el pueblo gitano.
Francisco fue recibido en el aeropuerto de Bucarest por el presidente rumano, Klaus Iohannis, un proeuropeo de confesión luterana, que la víspera había mostrado su satisfacción por la reunión de "cristianos ortodoxos, católicos romanos y greco-católicos" en su país.
"Rindo homenaje a los sacrificios de tantos hijos e hijas de Rumania que enriquecen con su cultura, su idiosincrasia y su trabajo, los países donde emigraron y ayudan con el fruto de su empeño a sus familias que quedaron en casa" dijo el pontífice argentino tras su entrevista con Iohannis en el palacio presidencial.
Francisco celebró a continuación una misa conjunta con el patriarca ortodoxo Daniel en una catedral de la capital.
Ambos rezaron en la nueva catedral ortodoxa de la capital, uno en latín y el otro en rumano, pero no estaba prevista ninguna otra aparición juntos en público, lo que algunos observadores interpretan como una señal de desafío de la Iglesia ortodoxa rumana al líder de los 1.300 millones de católicos del planeta. 
"Vengo como peregrino y hermano", anunció el pontífice argentino en un video al pueblo rumano enviado la víspera.
Se trata de su 30º viaje al exterior en seis años de pontificado y se realiza 20 años después del que llevó a cabo Juan Pablo II, el primer pontífice que visitó un país de mayoría ortodoxa.
El papa Juan Pablo II tuvo que limitar su viaje a Bucarest, condición impuesta por el patriarcado ortodoxo, pero Francisco quiso hacer una gira por la "riqueza étnica, cultural y religiosa de Rumania", declaró el portavoz del Vaticano, Alessandro Gisotti.
Francisco, durante su recorrido por la capital, fue saludado al grito de "Viva el papa" y con banderas con los colores blanco y amarillo del Vaticano. Unas diez pantallas instaladas en diversos lugares de la ciudad transmitían en directo todos los momentos de la visita.
Más de 25.000 personas se congregaron en la noche cerca de la catedral católica de San José para seguir la misa celebrada por el pontífice.
Francisco recorrerá en tres días buena parte de Rumania, un país de 20 millones de habitantes y compuesto por un mosaico de religiones y lenguas, con 18 minorías oficialmente reconocidas.
El sábado, el papa visitará el santuario mariano de Sumuleu Ciuc (centro), frecuentado principalmente por la minoría húngara, así como Iasi (noreste), el mayor centro de católicos latinos y, por último, el domingo, Blaj (centro), sede de la Iglesia greco-católica.
"El reto del papa es demostrarle a la comunidad ortodoxa que la iglesia de Roma no quiere latinizarla" explicó el obispo Pascal Gollnisch, director general de la Obra de Oriente.
"La unidad que se busca no es institucional, no pretende reunir a todos los cristianos bajo la etiqueta de católicos, sino que todos se reconozcan como cristianos", añadió.
Situada entre Europa oriental y occidental, Rumania estableció relaciones diplomáticas con la Santa Sede en 1920, pero los vínculos se rompieron después de la Segunda Guerra Mundial, con la llegada de los comunistas al poder. 
En la actualidad, el 85% de la población se declara ortodoxa y el 7% católica, cerca de 1,4 millones de fieles, que incluyen a los 200.000 que pertenecen a la Iglesia greco-católica o uniata.
Para honrar la memoria de esa Iglesia, el papa beatificará el domingo en Blaj a siete obispos uniatas, detenidos y torturados por agentes del régimen comunista en 1948.
Otro momento importante será la misa del sábado en el santuario de Sumuleu Ciuc, en Transilvania, ante unas 200.000 personas, acontecimiento percibido por las autoridades locales como un reconocimiento de la identidad húngara de esta región con veleidades autonomistas.
El papa completará su viaje con una visita a la comunidad romaní, el pueblo gitano, que reside en el distrito de Barbu Lautaru de Blaj.